lunes, 12 de septiembre de 2016

La madrugada

Hay tangos que encierran en mi memoria vivencias inolvidables, reminiscencias de épocas maravillosas para mi adolescencia, cuando esta música porteña me llevaba en vilo hasta la milonga. En aquellas prácticas entre varones de la barra, aprendíamos a bailar, a llevar, a ser llevados, a marcar secuencias, a escuchar las distintas orquestas para adherirnos a su cambiante.compás.

Mi infancia, adolescencia y parte de la juventud la viví en Parque Patricios, ese barrio que acostumbro a nombrar con frecuencia, por todas las cosas que me quedaron enganchadas al alma y al corazón y que fui adquiriendo con los distintos compañeros y amigos. Comenzaba a bailar tango, en las prácticas, realizando el papel de la mujer para sentir la marcación y luego pasábamos a llevar los aprendices a los mayores. La manera ideal -para mí- como método de aprendizaje rápido y seguro. También nos juntábamos en la casa de alguno de la barra a escuchar tangos y ensayábamos pasos.

                                   


En aquella época, cada barrio tenía su estilo de baile. Increíble, pero cierto.Cuando entramos a caminar otros barrios y bailar en famosos clubes milongueros de la época, fuimos capturando aquella esencia y nos identificamos con una mezcla de bailar más uniforme. Muchos de los temas que bailábamos en las prácticas, se me quedaron pegados y a veces cuando los bailo en la actualidad siento como ese toquecito de nostalgia por lo que representaron para mí, en aquellos primeros pasos.

Una noche nos invitaron a una práctica en el Club Paciencia que estaba en la orilla vecina de Nueva Pompeya y allí concurrían chicas. Con una de ellas bailé La madrugada por Juan D'Arienzo y fue como un toque directo al cuore. Un impacto por lo bien que nos entendimos en ese lugar extraño para mí. Y cada vez que lo bailo, me vienen a la memoria aquellas noches de práctica en el club Paciencia.

                                       
Cátulo Castillo en  la máquina, componiendo con Aníbal Troilo


Además me parece especialmente emotiva, la acuarela inicial que realiza Cátulo Castillo en este tango que lleva música del bandoneonista Ángel Maffia, hermano menor de Pedro. Nos hace evocar la melancolía de lo que se ha perdido y nos deriva a aquellas noches largas de destino incierto.

Gira la noche en el horario
del desvelado y triste reloj del campanario,
rueda la pena de un tranvía
que solitario viste, de azul melancolía,
y un fantasma de neblina
envuelve de fina penumbra al café.
Llora la noche en su agonía
¿que busco?...¿Adónde voy?...
No sé, no sé.

                                           
 Nos desvela madrugadas de ese tipo que alguna vez hemos vivido, con muchachos y hombres que van y vienen por las calles en sombras, con su carga de pesares y angustias. De búsquedas infructuosas.

(...) Quiero cruzar la madrugada
buscando entre sus brumas
la que no fue olvidada...
Viejas estrellas del hastío
la luz del alba alumbra, muriendo dentro mío...



Este tango me sigue motivando de manera especial, me transporta, esa marea de incertidumbres flotando en la madrugada que se resiste a dar paso al alba, y esa música que me lleva... al Club Paciencia de los años cincuenta... La grabación de la orquesta de Juan D'Arienzo, con la voz de Echagüe me parece brillante, te sumerge en el tema y te hace volar en la pista junto con los redobles del piano y el contracanto de los fueyes. También hay una excelente versión de Pedro Laurenz, cantando Carlos Bermúdez (26 de junio de 1944). Pero yo voy ahora con la de D'Arienzo-Echagüe del 21 de septiembre de 1944 que me envuelve en las neblinas de mis juveniles madrugadas y el peso de aquellas lejanas prácticas, que tanto me aportarían para el futuro.

 La madrugada - Juan D'Arienzo                
 



2 comentarios:

  1. Maestro, ud, habla de Parque Patricios, seguro que es del Globo, he hablado muchas veces con Toscano Rendo.... y tambien habla sobre la madrugada..la noche..si me permite la sugerencia, le pido que escuche la version en vivo del Negro Juarez con su fueye en el club del vino ,del tango de Rolon =música y letra "Madrugada"

    ResponderEliminar
  2. Maestro, ud, habla de Parque Patricios, seguro que es del Globo, he hablado muchas veces con Toscano Rendo.... y tambien habla sobre la madrugada..la noche..si me permite la sugerencia, le pido que escuche la version en vivo del Negro Juarez con su fueye en el club del vino ,del tango de Rolon =música y letra "Madrugada"

    ResponderEliminar