miércoles, 7 de septiembre de 2016

Campeones mundiales de tango-pista

El campeonato mundial de Tango que se instauró en en el año 2003 y se realiza durante el mes de agosto, ya tiene nuevos campeones de tango pista. Se trata de la pareja integrada por Christian Palomo y Melissa Sacchi, representantes de Banfield  (localidad  bonaerense situada a unos 16 kilómetros de la Capital). El año pasado habían sido consagrados como subcampeones y se esmeraron para superar aquel logro.

-Fundamentalmente, los maestros nos decían que hay que bailar con el corazón -afirma el emocionado Christian-, y creo que ésa ha sido la base, además de todo lo que hemos trabajado para llegar acá.

Su pareja, Melissa, cuenta que "llevo muchos años preparándome para esto. Comencé a bailar tango con 19 años y tengo 34... Estuve con varios maestros y ahora siento una felicidad interior tremenda.

                                             

Fueron dos semanas de intenso trasiego tanguero, con milongas, conciertos, películas, actuaciones de conjuntos y cantantes. Nada menos que 549 fueron las parejas anotadas en este Campeonato, provenientes de numeros países. De las seis consagradas como finalistas, una era colombiana y las otras cinco, argentinas.

Aunque Melissa viva en Banfield, y Christian en Villa Ballester, se conocerían hace 4 años en una milonga del barrio de San Telmo y se engancharon bailando alguna tanda del Rey del compás. Cuando repitieron otra de D'Arienzo, se dieron cuenta que había algo que los unía. Christian se había dedicado al folklore y tomó clases para aprender a bailar tango y luego para perfeccionarse, siguiendo siempre ese consejo: "Bailar con el corazón".

                                   
Palomo se desploma emocionado cuando escucha el veredicto del jurado


Y tanto fue así, que cuando Fernando Bravo, el locutor oficial de la fiesta en el Luna Park, anunció que la pareja 506, había sigo consagrada ganadora del Mundial, con 9169 puntos, Christian se desplomó de rodillas y comenzó a llorar sin parar. Al final terminaría contagiando a su compañera, mientras su madre lo alentaba desde abajo.

El jurado, integrado por 7 personas, tiene fundamentalmente en cuenta la musicalidad, la conexión entre los integrantes de la pareja, personalidad y la elegancia en el andar. Por supuesto, al tratarse del tango en pista, no se permiten los saltos y el abrazo debe mantenerse siempre.

La fiesta tuvo infinidad de ingredientes y homenajes a personalidades destacadas del tango recientemente fallecidas como Horacio Salgán, Pepe Libertella, Horacio Ferrer y otros grandes. Actuaron músicos de la talle de José Colángelo, Raúl Garello, Daniel Binelli, Néstor Marconi, Walter Ríos. Reapareció nada menos que María Graña, acompañada por Esteban Morgado, y hubo conciertos, clínicas y fiestas tangueras en los barrios porteños y en salas especiales.

                               
  

La pareja ganadora recibió, además del Trofeo un cheque de 60.000 pesos, dos pasajes a París y varias clínicas de tango aseguradas en Europa. Un Luna Park abarrotado de público los aplaudió con gran entusiasmo. Y ya serenados los vencedores -que recibieron los plácemes de las otras parejas finalistas-, bailaron su tango final para toda la gente que seguía este torneo, cada día más popularizado en el mundo entero. Palomo, que tiene 32 años, y Melissa, no son pareja de vida, pero parece que lo fuesen, por la manera con que expresan sus emociones bailando.

Y se lucieron, despidiéndose, bailando el tango Rondando tu esquina, en la versión de la orquesta de Osvaldo Pugliese, cantando Roberto Chanel.

                             


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada