lunes, 11 de julio de 2016

Amurado

Es uno de los tangos enormes que se han compuesto en la historia del género y sus autores también militan en el pedestal de los elegidos. Especialmente Pedro Laurenz y Pedro Maffia que compusieron la música y José De Grandis -mezcla rara de violinista, compositor y letrista-, que se unieron para dejarnos esta página orlada de fueyazos y parolas entrañables.

Y, a propósito de éste último, fallecido con apenas 46 años, quiero recordar algunos de sus temas que muestran una paleta con giros e ideas muy personales, y perdurables en la memoria colectiva. Algunos de sus temas fueron: Cotorrita de la suerte (con Alfredo De Franco). Adiós pueblo y Cachada (con Agustín Bardi). Risa loca, con Pedro Laurenz. Meditación, con Carlos Di Sarli. Recordándote, con Guillermo Barbieri. Mi diosa, con Francisco De Caro. Guardia vieja, con Julio De Caro o La casita está triste, con Luis Bernstein. YAquel muchacho triste, letra y música suyas.


                                        

       
No fue muy destacado en su rol de violinista de distintas orquestas típicas, ni le dió mayor valor a las letras que escribió, de las cuales muchas tuvieron repercusión y fueron trasladadas al disco, entre otros por Gardel (Recordándote, La casita está triste, Cotorrita de la suerte, Mi diosa,  Aquel muchacho triste) y diversas orquestas que le dieron recorrido. De  Maffia y Laurenz, sus compañeros en el tema del título, hemos hablado mucho y seguiremos haciéndolo. Por todo lo que han hecho y dejado para la posteridad en el tango.

Como este Amurado de la historia increíble. Corría el año 1927, y Pedro Laurenz se desplazó hasta el Café El Parque, situado en la intersección de las calle Lavalle y Talcahuano para saludar a su amigo Enrique Pollet que actuaba allí con su orquesta y con quien había compartido la fila de fueyes en ese mismo Café, formando en la orquesta del pianista Roberto Goyheneche,  y donde lo descubriría Julio de Caro para llevarlo a su conjunto en lugar de Petrucelli que desertaba del mismo.

En un descanso de la orquesta, José De Grandis, conversando con Laurenz, le dijo:

-Mirá, tengo una letra que acabo de hacer y me gustaría que le pusieras música, si es que el tema te motiva.

Laurenz le echó una mirada a los versos y mentalmente ya se hizo una idea del rumbo que podía darle a tal letra, aceptando el tema.

                                                  
                           


Se despidieron, y Laurenz iba a armando la primera parte en su cabeza, dirigiéndose  hasta el cercano cine Select Lavalle, donde tocaba en la orquesta de Julio De Caro. Apenas llegado le mostró los versos a su compañero Pedro Maffia. Con el fueye le hizo sonar la música que pensaba adosarle. Maffia también se entusiasmó y le dijo:

-Está bueno, ché... Mirá: hace vos la primera parte que yo le hago la segunda.

Y con el visto bueno de Laurenz ("Fenómeno, dale"), entre ambos armaron ese tangazo que Julio De Caro grabaría con su orquesta el 12 de septiembre de 1927, luego de lanzarlo en el mismo cine, con un éxito increíble. La música de Laurenz es genial pero las variaciones de Maffia en la segunda pasarían a la historia y  serían el plato fuerte de numerosos bandoneonistas que lo ejecutaron.

                                       


Gardel lo grabó el 22 de julio del mismo año. Magaldi lo llevó al disco el 7 de septiembre e Ignacio Corsini lo grabaría el 19 de Abril de 1928. Es uno de los 9 títulos que comparten en sus respectivos repertorios. Lo curioso es que, el coleccionista-difusor Claudio Torelli, que trabaja en el Buenos Aires Tango Club, ha realizado una especie de divertimento, con estas tres grabaciones, compaginándolas en una misma versión, utilizando las ventajas que dan las técnicas hoy día.

Lo único que no ha podido remediar, según me dice el amigo Miguel Miqueo que ha tenido la gentileza de mandarme el trabajo, es que Gardel y Corsini cantan en un mismo tono y Magaldi lo hace en otro. Pero el laburito es muy original y vale la pena escucharlo. De paso cañaso, les dejo la versión de Hugo Díaz con su maravillosa armónica.

Amurado x 3

13- Amurado - Hugo Díaz

3 comentarios:

  1. amurado lo dejo lacri a la gilada que compro el discurso pro y vamos a estar amurados por muchos años,deci que el gotan consuela salute jose maria juan de boedo

    ResponderEliminar
  2. Te acordás, hace años, cuando Piero cantaba aquello de : "Ay país, país, país...". Menos mal que el tiempo pasa de largo cuando te abrazo en un tango, mientras se quiebra la voz de la orquesta que dice de tango y amor..." Abrazote.

    ResponderEliminar
  3. José María... qué bien cuadra aquello de "sapo de otro pozo" cuando asoman algunos comentarios anacrónicos. Gracias por tu sitio y su riqueza. Saludos. Juan Carlos.

    ResponderEliminar