sábado, 30 de abril de 2016

Bailongo de los domingos

La censura del gobierno militar le obligó a canmbiar títulos y letras a los tangos y milongas que bañaban a la ciudad de Buenos Aires, convertida en una gigantesca pista de baile. Por eso Castillo lo grabó con Tanturi, bajo el título de arriba y Demare con Berón tuvo que hacerlo como: El baile de los domingos. ¡Qué rayada tenían las cabezas aquellos censores que nunca se identificaron con el tango argentino! Siempre prefirieron los ritmos extranjeros, sobre todo si venían del Norte...

Francisco García Jiménez, eminente poeta del tango, compuso este tango con el violinista y feliz compositor: Oscar Arona. Pinta divinamente aquellas milongas del cuarenta dado que Tanturi-Castillo lo grabaron en mayo de 1943 y Demare-Berón lo hicieron dos meses más tarde.  Y la pieza termina así:


Alardes de bordador                                                           
dibuja el pié                                                            
y afirma el brazo su fé
de vencedor.
Y atrás suspiran los ecos
de Bardi y de Greco
su eterna emoción.
Lindos tangos del ayer
las historias que ha de haber
enredadas en sus flecos...
Viejas quejas de pasión
renovando parejas
con este son.

Lo típico. Como ayer, anteayer y hoy. La diferencia es que ahora las milongas pululan en el mundo entero, aunque sigan sonando esas hermosas e invencibles piezas de los años cuarenta. Hoy tenemos la nuestra: BIEN MILONGA, en la Casa de Aragón de Madrid, situada en la Plaza República Argentina, nº 6, como todos los sábados y martes a partir de las 21 horas.

                                       


Y como tentempié quiero que desfilen por la página algunas parejas argentinas amigas que bailan divinamente. Como por ejemplo, el porteño Leo Calvelli y la salteña Eugenia Usandivaras, que en Crest (Francia) se mandan con el tango Mala junta, por la orquesta Color Tango.

                                 

El santafecino y tocayo Mariano Otero, rdicado en Madrid, y su pareja madrileña Alejandra Heredia, bailan el foxtrot Zapatos rotos, por Enrique Rodríguez y el cantor Ernesto Falcón, en tiempo de milonga-candombe. Y lo hacen genial, en la ciudad alemana de Leipzig

                                         

Y la pareja de porteños, radicados en Madrid, Ezequiel Herrera-María Antonieta Tuozzo, en el Círculo das Artes de Lugo- España, nos deleitan con el vals: En tu corazón por la orquesta de Juan D'Arienzo y el cantor Alberto Echagüe


                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada