lunes, 14 de diciembre de 2015

Milonga porteña

Este tango tiene una pequeña historia porque fue el primero de los 363  registros que dejó grabados Miguel Caló con su orquesta. En la otra faz del disco de 78 rpm, tenía el vals Amarguras, de Miguel Nijensohn y Jaime de los Hoyos, aunque a la hora de la impresión aparecerá este último con el número uno de la lista. Milonga porteña fue creado por Miguel Caló y Luis Brighenti (autor de ese hermoso tango: Ensueños) en la música, y los versos son de Mario C. Gomila.

La orquesta de Miguel Caló estaba entonces integrada por Domingo Cuestas y el director en bandoneones; Domingo Varela Conte, Hugo Gutiérrez y Enrique Veltri en violines; Luis Brighenti en el piano y Enzo Ricci en contrabajo. El cantor, que no tuvo mayor recorrido en el tango, era Román Prince (Ramón Principato), que aparece cantando estos dos temas iniciales.

                                


La letra, sin mayores alardes, de Gomila, ya habla de la milonga como lugar donde se baila el tango, ya fuere un club, un formativo, teatro, o cualquier lugar que sirva de reunión para darle cuerda a la pasión por el tango, la milonga y el valsecito porteño, como sigue sucediendo infinitamente, desde antaño hasta hoy. Y le confiere ese sino de desengaño amoroso que recrean aquellos tangos. En el comienzo ya lo muestra.

Tango compadrón, sentimental,
vibra en tu canción el bien y el mal.
Milonga porteña, sos como la dueña
de mis sueños de cristal.
Te sigue un viejo amor que siempre está
en nuestro dolor y no se va.
Y hace que el recuerdo sea triste y lerdo,
como la embriaguez de tu compás.

                                     



El tango se grabó en 1932, y los siguientes 18 temas que continuaron a este primer disco fueron cantados por Carlos Dante. Hoy me detengo en Milonga porteña porque tiene ese valor del tango iniciático en el disco, de una orquesta que se iría transformando con el tiempo y llegaría a ser una de las más importantes. Que permitieron florearse con su música y estilo a tantos milongueros de distintas décadas. Miguel Caló supo mantener un tipo de repertorio, músicos, cantores y temas, para deleite no sólo de los bailarines, sino de tantos adeptos que siguieron todos los avatares del tango en su historia.

                                                     


Y acá está Milonga porteña con la primera orquesta de Miguel Caló y Román Prince en el canto.

Milonga porteña- Miguel Caló-Roman Prince


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada