sábado, 17 de octubre de 2015

Las tangueras

En realidad, nos estamos refiriendo a las milongueras, porque la letra de este tango señala precisamente a esas bailarinas que engalanan las pistas y que nos atraen como la miel a las moscas. Claro, a la inversa viene a ser lo mismo, y eso lo experimentamos esta noche en BIEN MILONGA, que desarrollamos todos los sábados y martes a partir de las 21 horas en la Casa de Aragón, situada en la Plaza República Argentina nº 6 de Madrid.

Aunque los tiempos han cambiado y se ha desencorsetado la vestimenta que solíamos usar en  las milongas de los años cincuenta, con el mejor traje, camisa y corbata de prima, mientras ellas se vestían de fiesta, en el caso de los hombres la cosa ha cambiado. Se busca sobre todo la comodidad en la ropa que usamos, pero ellas siguen empilchándose como para una fiesta y enfarolan las milongas como en este tango rioplatense de Ernesto Pierro y Mario Valdez, que ven así a LAS TANGUERAS:

Tangueras...
de Maroñas y Saavedra,
de Pocitos y Pompeya,                                                
de La Unión y Balvanera...
Tangueras...
con oleaje en las caderas,
en los ojos una hoguera
y pasión arrabalera...
Tangueras...
que detrás de la quimera
dolorosa del amor,
van dejando piel afuera,
enredado en las polleras
en un tango el corazón.

Como para muestra basta un botón, vamos a viajar por el ancho mundo y así vemos que las milongas han logrado una evolución democrática en las pistas, mientras que los hombres se matan en batallas interminables y los gobernantes juegan a la guerra con una ferocidad digna de psquiatras. Por eso nos refugiamos en estos sitios donde el corazón se inunda de tango y se baila con amor a esta música.

Por ejemplo, un paseíto por Moscú, nos permite disfrutar de ese tango genial de Osvaldo Pugliese, Recuerdo, bailado por Ekaterina Koptelova y Christian Henríquez. Y este gotán sí que es un flor de bombazo..., pero para disfrutarlo con el cuore y los remos.




Un saltito a Taipei -China- y escuchamos a la orquesta Aroselli-Daniel Liu, en este Festival donde interpretan la Milonga brava, y tres parejas de maestros conocidos la bailan  de lujito.




Y como esto de las exhibiciones  dan para mucho, la que viene es de vértigo. Remedando a Juan Carlos Copes y María Nieves que lo inventaron en Las Vegas  (U.S.A.), hace unos cuantos carnavales, cuando bailaron la Milonga de la Mesa sobre una de ellas cuadrada, de metro por lado, también hay quienes hoy día se animan a hacerlo.

Por ejemplo Fakundo Amaya y Tamii Borda, que en Nueva Zelanda, se animan a repetir aquel logro, bailando La cumparsita por la Orquesta característica de Feliciano Brunelli. Les recomiento pinchar en la parte de abajo y agrandar la imagen al completo.


                                                        
Cosa'e locos, ché...




                                                                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada