viernes, 14 de agosto de 2015

Amurado

Este tango levanta la puntería de cualquier milonga y recuerdo cuando íbamos a bailar con la orquesta de Pugliese y arrancaban con las notas dibujada por Pedro Laurenz y Pedro Maffia. Rápidamente se producía la desbandada y gatillábamos con la cabeza buscando el sí de alguna milonguera para podernos lucir con las variaciones que comandaba el tano Ruggiero en la fila de fueyes. José De Grandis había sido compañero de Pugliese en el conjunto de Enrique Pollet y fue quin escribió los versos de Amurado, porque además se defendía diseñando letras de tango.

El tangazo nació en 1926, cuando Maffia y Laurenz daban cátedra en el sexteto de Julio De Caro. Esa tarde cayó Laurenz al ensayo y le comenta a Maffia:

-Estuve en el Café ABC escuchando a la orquesta de Goyheneche, y Pepe De Grandis (que era violinista del conjunto) me dió estos versos para que les ponga música. Y la verdad es que están muy buenos...

                                           


Ahí nomás se puso a dibujar con el fueye sobre dichos versos iniciales, tratando de darle forma:

-Campaneo mi catrera y la encuentro desolada, / solo tengo de recuerdo el cuadrito que está ahí...

Maffia orejeó el tema y le dijo a su compañero:
 -Hacé la primera que yo hago la segunda.

-Si me viera , estoy tan viejo, / tengo blanca la cabeza...

Esta segunda es la que entran a tallar los bandoneones y nos brindan un recital. Lo cierto que los dos Pedros le pusieron la música ideal y terminaron de convertir a Amurado en uno de los grandes tangos del vademécum. Julio De Caro lo grabaría el 12 de julio de 1927 y fue un impacto, especialmente por las variaciones de los dos grandes fueyes. Agustín Magaldi graba los versos el 21 de Octubre del mismo año y le saca brillo. Lo mismo que Gardel que realiza una gran creación con las guitarras de los negros Ricardo y Barbieri. Ignacio Corsini es otro de los que lleva al disco semejante temazo.

                              
Y con el paso de los años, Amurado engrosará las partituras de muchas orquestas típicas y cantantes. Pero José De Grandis, el autor de los versos va quedando en el olvido. Aunque haya sido un violinista (también tocaba la guitarra) de diversas orquestas y haya escrito la letra de muchos tangos que fueron apreciados por vocalistas y músicos.

Entre sus temas destacan Cotorrita de la suerte, con Alfredo De Franco; La casita está triste, con Luis Bernstein; Meditación, con Carlos Di Sarli; Mi diosa, con Francisco De Caro; Guardia vieja, con Julio De Caro;
Por la pinta, con Fernando Franco; Tristeza nocturna, con Antonio Buglione; Tu ausencia, con Mauricio Saiovich; Recordándote y Viejo curda, con Guillermo Barbieri; Farolito de mi barrio con Enrique Pollet; Adiós pueblo, con Agustín Bardi, o Aquel muchacho triste que lleva letra y música suyas. Varios de estos temas lo registró Gardel y les dió vuelo.

Pero como hoy estoy emberretinado con Amurado,  vamos con esa grabación citada de Julio de Caro  y la que registrara Francisco Canaro con la voz de Agustín Irusta, el 16 de agosto de 1927.

 Amurado - Sexteto Julio De Caro

10- Amurado - Agustín Irusta con Francisco Canaro





                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada