lunes, 11 de mayo de 2015

Biografía de Roberto Goyeneche

Creo que ésta es la mejor manera de comenzar tangueramente la semana. Un hermoso trabajo que me obsequió el amigo Ruben Polola y que está realizado con los mejores medios, en un estudio especializado en  filmografías y videos de todo tipo.

El Polaco Goyeneche, más allá de los gustos personales de cada uno, está incluído en el trío de los mejores cantores que ha dado el tango. Junto al fundador de la saga y creador del tango canción, Carlos Gardel  y Edmundo Rivero. Después agregamos a otros grandes como Floreal Ruiz, Raúl Berón, Alberto Marino, Ángel Vargas, Julio Martel, Enrique Campos, y todos aquellos que dejaron un legado maravilloso en forma de grabaciones, haciéndonos vivir emociones inolvidables.

                                      

El Polaco Goyeneche fue un creador natural. Su hermosa entonación, su voz tan tanguera, y esos modus especiales para tratar la frase y dividirla, sin separarla de la música que tocaba la orquesta de turno. Él mismo confesaría que no estudió ni música ni canto, pero daba la sensación totalmente contraria, como si hubiese formado sus conocimientos en una escuela, con maestros especialistas.

Supo entender perfectamente las poesías que cantaba y hasta consiguió el milagro de aplicarle los puntos suspensivos al poema musical, tal cual lo reflejaba el texto original, enriqueciéndolo de un modo único. Por eso debía conocer primeramente el texto para entenderlo y luego poder expresarlo cantando en la forma que lo hacía, y que no tenía antecedentes.
                                             

El cantor Horacio Molina acompaña a Goyeneche con la guitarra.

Admirador profundo de Gardel, de quien aprendió tanto escuchándolo, de Floreal Ruiz, incluso del norteamericano Tony Bennett, su estilo, su fraseo son propios, naturales y los fue madurando en las distintas etapas que atravesó con Raúl Kaplún, Horacio Salgán, su gran encuentro con Aníbal Troilo y sus pasos posteriores juntos a numeros directores de orquesta como Pontier, Garello, Piazzolla, Pugliese, Roberto Pansera, el Sexteto Mayor, y tantos otros que lo acompañaron en grabaciones.

Porteño de alma, supo utilizar los tempos rubatos como nadie, en forma bandoneonística, por su innato sentido del ritmo, todos quienes tuvimos la suerte de verlo y escucharlo cantando, nos quedamos con sus tics, su manera de gatillar el ritmo con su pie izquierdo, matizar las frases y utilizar musicalmente los puntos, las comas, los signos de admiración como nadie lo hiciera antes.

                                      
Cuando cantaban con Elba Berón en la Orquesta de Aníbal Troilo

Por eso digo que comenzar la semana con esta joya de colección es la mejor manera de enhebrar los recuerdos, tomando el matecito matinal o el el vasito de wisky nocturno, mientras lo escuchamos y lo acompañamos con el cuore.

¡Vamos Polaco todavía...!

                                                 Biografía de Roberto Goyeneche

                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada