sábado, 16 de mayo de 2015

BIEN MILONGA

"Abramos las ventanas a la vida, que es primavera, que es primavera", cantaba Estela Raval con Los cinco latinos. Y lo cierto es que la primavera te empuja a abrir las ventanas y a oxigenar el alma, en esta eterna estación de la vida, del amor, de las ganas de vivir.

Y de bailar Tango, para muchos de nosotros, en el Hemisferio Norte. Porque los días son más largos, estamos más receptivos a todo y la música obra su influjo cordial y tan motivador,  que nos acompaña en la pista. Por eso esta noche abrimos las ventanas a la vida y al cuore milonguero y nos juntamos en la Casa de Aragón madrileña, con el fin de milonguear a troche y moche.

                                    


El mundo entero está invadido por milongueros, parejas de bailarines y profesores de tango. Los hay algunos realmente buenos y originales. Y están los grandes que siguen dando lecciones de calidad.





Y para preparar el tono milonguero, creo que no hay nada mejor que ver al gran bailarín Miguel Ángel Zotto con su estilizada pareja Daiana Gúspero, en esta exhibición para la Final del Mundial de Tango 2013. Bailan dos tangos y una milonga y lo hacen con la gran orquesta del violinista y Director Fabián Bertero


 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada