martes, 17 de marzo de 2015

El Quinteto Pirincho

Francisco Canaro, pese a todas las invectivas y pullas creadas sobre su persona y sus actos, fue no sólo director y compositor de éxito, sino un hombre imaginativo, ambicioso y constante ideólogo y creador de oportunidades para él, sus hermanos, y los músicos que lo acompañaron en todas sus aventuras. Si bien su trayectoria como ejecutante es muy poca cosa, en el resto de sus emprendimientos musicales, acertó casi siempre.

Fue prácticamente el creador de las Revistas musicales con el tango como única expresión. Llevó el tango al cine, como productor aunque fuese el único oficio que le dió pérdidas. Creó una plaza importante en Europa con su orquesta, y luego le dejó la misma a sus hermanos que explotaron la veta en el Viejo continente durante años. Creó el trío Irusta-Fugazot-Demare que fue un bombazo. Y sería la persona decisiva en la fundación de SADAIC, la Sociedad que protegería los derechos autorales para siempre. Además, acudió al remate del terreno ubicado en la calle Lavalle 1545, con Agusto P. Berto y Luis Riccardi. La base de salida de la subasta era de 87.000 pesos. Pirincho ofreció 88.000 (pensando en pagar más) y nadie subió el precio por lo cual fue una verdadera ganga, y por la cual recibirían luego numerosas contraofertas, que serían desechadas.

                                   


Pero hoy me quería dedicar a su Quinteto Pirincho que formó con la idea de grabar discos, aunque jamás tocarían en público. Y resultó otra iniciativa idea brillante, que aún al día de hoy sigue rindiendo buenos dividendos. El Mismo Francisco Canaro lo cuenta en sus Memorias.

-Siempre me alentaron inquietudes por el propio espíritu del tango, y buscando lograr un ritmo bien acompasado del cien por ciento, creo haberlo logrado con el Quinteto Pirincho, a cuyo fin, y a pesar de haber sido el creador del cantor con la orquesta típica, eliminé ese elemento, porque el cantor de orquesta, en su afán de personal lucimiento, no siempre se ajusta al ritmo preciso, e impensadamente, sin quererlo, se aparta del compás que, aunque sea poco, queda retrasado y desvirtúa la armonía de la orquesta.

-El Quinteto Pirincho, sin haber actuado nunca en público y sin más propaganda que el vínculo del propio disco, se hizo prontamente popular por su creciente éxito, llegando a superar las ventas de mi propia orquesta.

- El Quinteto estaba compuesto por los siguientes instrumentos: piano, bandoneón, dos violines y contrabajo, bajo mi tesonera y vigilante dirección, procurando obtener en todo lo posible ritmo y compás. Salvo contadas excepciones, para grabar con el Quinteto seleccioné casi en su totalidad, tangos de la Guardia Vieja, para conservar mayor pureza en la coordinación de sonidos.

                                       
El Quinteto. Alegre (contrabajo) Sabino (piano), Minotto (Bandoneón), Scaglione-D'Alesandro (violines). Y el director.

El Quinteto debutaría en el disco el 14 de diciembre de 1940 y dio por finalizadas sus actuaciones en 1964. Incluso fueron contratados en Radio, señal de la popularidad del conjunto. Previamente Canaro también armó el Quinteto Don Pancho con la misma finalidad, aunque no llegó a tener la repercusión del que le sucediera.

Francisco Canaro fallecería en ese año 1964, y varios de los músicos que habían actuado en el Quinteto a lo largo de toda su trayectoria de 23 años, decidieron continuar con la obra de su director y sucesivamente lo dirigirían Antonio D'Alesandro, Federico Scorticati, Oscar Bassil (que fue con el Quinteto a Japón y grabó allí) y Jorge Dragone con Rafaela Canaro, la hija de Pirincho. Pasaron muchos músicos por el Quinteto que, pese a ello mantuvo siempre el tono, especialmente guiado por el bandoneón de Minotto, y sus sucesores Scorticati o Bassil.

                                                   


Voy a recordar a aquel Quinteto que huzo roncha durante años en el ambiente tanguero, con dos grabaciones. Primero con el tango del propio Canaro: El alacrán, grabado en 1959. Y seguidamente la milonga del mismo Canaro: Milongón, registrado en 1952.

Francisco Canaro - Quinteto Pirincho - El alacrán

Francisco Canaro - Quinteto Pirincho - Milongón


Y también podemos ver en la sala de grabación al Quinteto Francisco Canaro, ya desaparecido el fundador, con algunos de sus puntales como Antonio D'Alesandro, el gran Federico Scorticati en el fueye ( y su manera insólita de tocar con toda la mano pasando la correa), o el pianista Oscar Sabino. Lo hacen con el tango de Juan Bergamino: Joaquina.

                                        

Y de la gira que hiciera el Quinteto en 1992 a Japón, los vemos con el bandoneón de Oscar Bassil al frente, ejecutando la milonga del propio Bassil: Orillera.


                                          

2 comentarios:

  1. El pianista que vemos en el video Joaquina, no es Oscar Sabino, no puedo identificar de quién se trata en realidad, pero no es Sabino

    ResponderEliminar