jueves, 19 de febrero de 2015

Pedro Laurenz

Entre las muchas cosas que lamento de la herencia que nos dejaron los músicos enormes que tuvo el tango y sus orquestas, está la escasa producción discográfica de algunos de ellos. Sobre todo de algunos grandes, como Pedro Laurenz por ejemplo. Es cierto que hay numerosos grabaciones de su etapa en el sexteto de Julio De Caro o con el Quinteto Real, pero echo de menos que su excelente orquesta de fines de los años treinta a los cuarenta, nos dejara apenas 60 temas registrados en placas.

Es decir  que entre julio de 1937 y enero del 47, repartidos entre los sellos RCA victor y Odeón, grabó 30 discos de 78rpm conteniendo dos temas cada uno de ellos. Temas que tantos años más tarde sigan explotando en las pistas de baile como fuegos de artificio por la belleza de su interpretación musical y cantable. Es una orquesta que se presta para el baile, porque te enciende por dentro y más allá de la pirotecnia de su bandoneón genial, único, la orquesta tiene un sonido impactante.

                                        

Ya sabemos que los intereses de las discográficas pocas veces se condicen con el buen gusto de los consumidores de su mercancía, pero ¿cuántas placas vendería hoy una orquesta como ésta, en plena actualidad? Por algo integra el lote de la música más llamadora para los milongueros y siempre, invariablemente, selecciono entre estos escasos 60 títulos para derramar confetti sobre la pista.

Pedro Blanco Laurenz, ha sido seleccionado unánimemente entre los ejecutantes de bandoneón, incluso por Ástor Piazzolla o Aníbal Troilo, como un genio. El violinista Francisco Oréfice, que formó en su orquesta decía: "Como bandoneonista Laurenz era excepcional; sus variaciones fueron las mejores que se hicieron; pocas, pero las que hizo fueron las mejores. En ellas se reconocía siempre la melodía. Tocaba fuerte pero con un gran sonido, sin golpear. Conocía muy bien el instrumento y trabajaba con las dos manos. Recuerdo que siempre a las cuatro de la tarde venía Troilo a "Los 36 billares" a escucharlo y depués se iba al Germinal que estaba enfrente".

                                           
Pedro Laurenz, su orquesta y su cantor  Alberto Podestá,  en Radio Belgrano


Reporteados por el historiador de los bandoneonistas Oscar Zucchi, numerosos entrevistados destacados como Eduardo del Piano, Ángel Domínguez, Armando Brunini, Benito Calvá, hablan maravillas del sonido que consiguió sacar de su bandoneón Pedro Laurenz. Incluso Arturo Penón describió en un largo artículo todo lo que significó para los ejecutantes de este instrumento, la doble expresividad que tiene el fueye y que nadie logró extraérsela como este grande del tango.

Por la orquesta que me ocupa hoy, desfilaron músicos como Osvaldo Pugliese, Alfredo Gobbi (que me habló varias veces de las hermosas creaciones de la misma), Ángel Domínguez, Vicentte Sciarreta, Mauricio Mise, Milo Dojman, Sammy Friendenthal, Jacobo Dojman, Alberto Celenza, Héctor Grané, Armando Federico, Miguel Jurado, Héctor Gentile, Armando y Alejandro Blasco, entre otros. Y entre los cantores que militaron en la misma, los más destacados fueron Alberto Podestá en primer término y Carlos Bermúdez. Pero no desentonó ninguno de los otros que intervenieron en esa etapa citada: Juan Carlos Casas, Héctor Farrel y Jorge Linares. Cabe destacar que fue arreglador de la orquesta el merecidamente  afamado Julio Rosenberg.

                                         
Pedro con sus cantores Jorge Linares y Carlos Bermúdez


Esa brillante sonoridad que tuvo la orquesta de Laurenz, según definiera incluso el musicólogo Luis Adolfo Sierra, está adosada a la enorme creatividad que expresó siempre como creador de páginas bellísimas. Con citar Mal de amores, Milonga de mis amores, La revancha, Amurado, Esquinero, Orgullo criollo, Vieja amiga, Risa loca, Coqueta, Mala junta, De puro guapo, Como dos extraños, Marinera, Veinticuatro de agosto, o Berretín, ya damos la pauta de lo que fue en ese sentido. Y muchos colegas aseguraban que regaló muchos temas que llevan la firma de otros autores.

Me conozco de memoria todo su repertorio, pero vuelvo a escucharlo mientras escribo, y cada tanto interrumpo mi tarea y poniéndome a bailar solo para completar la emoción que me transmite con sus interpretaciones. ¡Como marca compás y te lleva ese fueye! Y sigo lamentando que haya sido tan escasa su producción discográfica, porque uno podía esperar mucho más de su enorme capacidad musical que luego seguiría reflejando con el Quinteto Real, esa conjunción de talentos, aplaudidos en medio mundo.




                   
 De esas maravillas extraigo dos temas para completar la homilía-homenaje a un groso del tango. Y son dos temas suyos: Vieja amiga, una hermosura que creó con José María Contursi y que logró un resultado espectacular en ventas de discos. Lo canta Juan Carlos Casas, fue grabado el 12 de mayo de 1938 y se lo dedico a Gaby, "La voz sensual del tango". Y detrás viene sonando Orgullo Criollo, compuesto con Julio De Caro, y registrado en la placa, el 5 de septiembre de 1941.

05- Vieja amiga - Pedro Laurenz- Juan Carlos Casas

13- Orgullo criollo - Pedro Laurenz


4 comentarios:

  1. Oscar Zucchi 9 de octubre de 2015
    Mi estimado amigo y colega Otero: como un modesto homenaje a los músicos de típica y en especial a los miembros de la formación de Pedro Laurenz a la que tanto admiro,paso a enunciar los componentes en la foto tomada en LR3 radio Belgrano.Ellos son de izquierda a derecha Ángel Domínguez, Armando "negro"Brunini y el maestro Director, bandoneones,,Mauricio Mise violín,Alberto Podestá cantor,Milo Dojman violín,Héctor Grané piano,Samy Friedentahl violín,Rolando Gavioli,el "urugua" ,bandoneón, Francisco Oréfice violín y Alberto Celenza en contrabajo completa la notable agrupación.
    Muy justo el homenaje en tu esplendida nota y con mi felicitación va mi
    efusivo abrazo. zucchiband@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Muchíimas gracias Oscar por tus comentarios, siempe bienvenidos, y por tus conocimientos que los has adquirido trabajosa y felizmente. Yo te mando otro abrazo y te espero siempre en el blog.

    ResponderEliminar
  3. Muy justo homenaje de Jose Maria Otero a aquella exelente formasion del maestro Pedro Laurez y es verdad que lamentamos no haber contado con mas grabasiones .Pero bueno...lo bueno,si breve,dos veces bueno...y.....gracias don Pedro....

    ResponderEliminar
  4. Muy justo homenaje de Jose Maria Otero a aquella exelente formasion del maestro Pedro Laurez y es verdad que lamentamos no haber contado con mas grabasiones .Pero bueno...lo bueno,si breve,dos veces bueno...y.....gracias don Pedro....

    ResponderEliminar