jueves, 4 de diciembre de 2014

Tango en otros ritmos

Sí, yo creo que hoy debiera traer a estas páginas una muestra de lo que han hecho intérpretes de otros géneros y otros países, con nuestro tango argentino. Cuando las cosas se hacen con cariño y con respeto, valen la pena escucharlas. Sin ir más lejos tenemos bastantes casos de canciones de otros tipo convertidas con acierto a tiempo de tango, como por ejemplo: Historia de un amor; los temas que realizara Florindo Sassone en los sesenta: Las hojas muertas o Celos; Risque (Olvida), de Ary Barroso por Miguel Caló; La novia por D'Arienzo, o Leopoldo Federico grabando temas salseros  de Rubén Blades, arreglados en tiempo de tango por el propio Blades y Carlos Franzetti para cerrar el Festival Mundial de Tango de 2010.

Así que  no nos rasguemos las vestiduras y aceptemos como algo normal el intercambio musical latinoamericano, porque el tango se ha introducido en el alma de esos pueblos desde hace muchos años y en el viaje nos hemos enriquecido todos.

                                   


Hoy, por ejemplo, traigo al celebrado cantante venezolano Felipe Pirela, reconocido como "el bolerista de América", que después de sus giras exitosas, de su casamiento con una niña de 13 años, cuando él tenía 22, de consagrarse con la orquesta Billo's y más tarde como solista, recorriendo triunfal con sus canciones, países de América, Estados Unidos o Canadá, fue asesinado por un mafioso en Puerto Rico de dos balazos. Su muerte sacudió Venezuela y los países donde tenía tantos fans. Además la esposa le había iniciado una demanda de divorcio y  en sus canciones solía llorar su tragedia. Por ejemplo, al grabar Sombras nada más, de José María Contursi y Mario Canaro, o este: Entre tu amor y mi amor, de Juan Pomati y Leopoldo Díaz Vélez, que registró en tiempo de bolero.

Quien tiene tu amor - Felipe Pirela

                         
                               



Orlando Contreras nació en Palma-Soriano, Cuba y murió en Medellín -Colombia-. Despuntó tempranamente en varios grupos de su tierra y cantó con orquestas como las de Neno González, Casino o en el trío Arty Valdés. Se consagró cantando junto a figuras de la talla de Beny Moré, Fernando Álvarez y Orlando Vallejos. Aunque siguió viviendo en Cuba con el triunfo de la revolución, se trasladó a Estados Unidos para actuar allí con el conjunto Musicuba. Después viajó por Europa y países americanos y en los años setenta grabó un disco que tuvo mucha repercusión, con Daniel Santos. Establecido definitivamente en Medellín, donde se casó con una bella antioqueña, logró la aceptación artística de los colombianos y produjo varios discos, hasta su muerte por un cáncer, a los 63 años..

De entre su copiosa discografía, extraigo este tango de Carlos Di Sarli y Héctor Marcó: En un beso la vida, a ritmo caribeño:

Orlando Contreras - En un beso la vida


                                                 
Sonora Matancera y Bienvenido Granda (de negro) en México

Bienvenido Granda, conocido artísticamente como "El bigote que canta", nació en La Habana, con todo ese potencial rítmico que siempre reinó en la isla. Destacó tempranamente en diferentes orquestas de las muchas que había en la capital cubana, dándole cuerda a las guarachas, boleros, rumbas y demás ritmos sandungueros. Bienvenido cantaba desde los 12 años y lo hizo también en radio, cuando a partir de los 20 años ingresó en el Sexteto Carabina de ases. Fue pasando por sucesivos conjuntos y así llegó al famoso Septeto Nacional de donde salieron varias figuras. Grabó incluso con conjuntos portorriqueños que viajaban a Cuba y con orquestas, hasta que lo contrata la famosa Sonora Matancera. como cantante de planta y corista. Era el año 1945 y su fama se extendería por diversos países. El Bigote se casaría con una hermosa rubia, para siempre, y estaría con la Sonora hasta marzo de 1954 en que se fue como solista contratado a Colombia por 1500 dólares a la semana. Desde entonces recorrería diferentes países y grabaría nada menos que 652 temas, de los cuales 205 lo fueron con la Sonora Matancera, de donde salió otro famoso cantor: Bobby Capó. Granda moriría en México en julio de 1983, con 68 años..

Lo escuchamos en su versión del tango de Domingo Federico y Homero Expósito: Percal.

Bienvenido Granda - Percal


                                           

Cuco Sánchez, el mexicano nacido como José del Refugio Sánchez Saldaña, fue un reconocido cantante mexicano, que vió la luz en Tamaulipas, y pasó su niñez trabajando en las afueras de la capital de Mexico, como pastor, cuidando vacas y chivas. Durante ese tiempo le daba por crear frases que su madre anotaba pacientemente. Cuando aprendió a escribir las fue trasladando él mismo al papel y así nacieron algunas canciones suyas. A la vez, instintivamente les creaba melodías. Intentó con el tiempo ir conectando con intérpretes para entregarles sus creaciones, sin éxito, hasta que un día logró hacerlo, y fueron trasladadas al repertorio de algunos artistas que buscaban su porvenir en el canto. Pero también le dieron la oportunidad de hacerlo a Cuco -como le llamaba la familia-, en un programa de radio al que faltó el invitado. Y fue su primera puntada en el camino a la fama, en 1937. Dos años más tarde, con su canción Mi chata, golpeó a las puertas de la fama y logró vender discos en cantidad, como para ser contratado por el sello grabador. En total, compuso más de 200 canciones, muchas de las cuales fueron cantadas y grabadas por artistas importantes. A la vez prosiguió con su destino de cantor, imponiéndose por su estilo de intérprete dramático y quejumbroso. Yo lo vi en una sala de fiestas del Distrito Federal, en México, en el año 1970, y me gustó mucho. Cantaba sentado y con una guitarra se acompañaba, junto a otro guitarrón. Falleció en el año 2000, a los 79 años. Antes dejó grabados varios tangos ("Me gustan por el tono y la fuerza íntima que tienen", decía)  y de entre ellos escogemos éste de Enrique Delfino y Alberto Vaccarezza: La copa del olvido.

Cuco Sánchez - La copa del olvido


Y para cerrar por hoy la página, en la que escuchamos tangos en otros ritmos latinos, lo tenemos que hacer con el tango de los tangos, igualito que en la milonga que dirijo en Madrid (BIEN MILONGA), y en todas las milongas porteñas desde los años cincuenta.

                                         


La cumparsita ha sido llevaba al disco por orquestas de todo el mundo y de todos los estilos, incluyendo las de cámara. Pero hoy estamos platicando de Latinoamérica, chico, y vamos a movernos en ritmo de salsa con La Charanga cubana, una orquesta de jóvenes nacida en 1988 por muchachos muy bien formados en Cuba, donde siguen residiendo, pero que también han recorrido América y Europa con  su ritmo juguetón y han obtenido numerosos premios, e incluso han sido nominados a los Grammy.

Vamos con La cumparsita entonces. Y chán chán.

                                              
La cumparsita - La charanga cubana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada