domingo, 7 de diciembre de 2014

Reconocimiento a dos grandes del tango

El próximo día 12 de este mes de diciembre, se emplazarán sendas estatutas en el porteño barrio de San Telmo. La primera se hará realidad en la Avenida Independencia y Balcarce, cerca de su querido y recordado El Viejo Almacén, a Edmundo Rivero. La misma se emplaza en Avenida Independencia y Balcarce a las 17 horas.

 La segunda será una hora más tarde, dedicada al maestro Mariano Mores, a las 18 horas en la esquina de Balcarce y Chile. Una vez finalizados los dos actos, los presentes y familiares serán invitados a compartir un ágape en la que fuera Casa de Beba Bidart: Taconeando.

Edgardo Noé ha sido el encargado de realizar estas dos obras para el estudio del gran escultor hiperrealista Carlos Benavídez. Las mismas iluminarán el barrio de San Telmo y harán justicia con dos artistas que han escrito una cantidad de páginas maravillosas en la historia del Tango.


                 
                                       


                                        El acto tendrá lugar en el Día nacional del Tango







Gran milonga callejera en la Avenida de Mayo por el Día Nacional del Tango



Las engrupidas cúpulas y el aire ibérico de la Avenida de Mayo poco tienen que ver con el barrio la Candelaria o las sierras que asoman sobre Bogotá. Sin embargo, según Tiempo Argentino, a uno y otro sitio los une un sentimiento: el tango. Con ese espíritu, la porteña Avenida de Mayo y la rola Carrera 7 se convirtieron entre ayer y hoy en una gran milonga libre y gratuita.

Nuestra Avenida de Mayo, desde Perú hasta la 9 de Julio, despidió el sábado y recibió el domingo con tres escenarios a puro tango que conformaron otra edición de La Gran Milonga Nacional, que por primera vez en sus ocho ediciones, tuvo su versión en simultáneo en una de las calles de Bogotá.
El evento sorprendió a Luis Fernando y a Virginia, una joven pareja de Belo Horizonte que buscaban un espectáculo de tango y de repente "nos encontramos con tres en un mismo lugar". Adoradores del rock y la bossa nova, los brasileros quedaron encantados con las "voces envolventes" de nuestros cantores y "la sensualidad" de bailarines y bailarinas. A las doce, ni se enteraron de que la reconocida pianista Martha Noguera interpretó el Himno Nacional Argentino. Ellos se envolvieron en un beso para celebrar el cumpleaños 28 de Virginia, que tuvo una fiesta impensada.

El espectáculo fue transmitido en directo por la FM 2x4, la radio de tango de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y hubo una cobertura especial del Canal de la Ciudad. El festival se extendió hasta las 3 del domingo, con la actuación de más de 50 artistas y conjuntos.
Un programa similar tuvo lugar en la capital colombiana, más precisamente en la calle Carrera 7, entre 22 y 26. Allí fue organizado por la Alcaldía Mayor de Bogotá y la entidad cultural Tango-Vía.
"Nos llamaron de Colombia para que los autoricemos a utilizar la denominación Gran Milonga y hacerla el mismo día que la nuestra, autorización que, por supuesto, no podíamos negar, porque celebrar el tango juntos es otra manifestación más de hermandad con el pueblo colombiano", explicó Dante Camaño, presidente de la Asociación Patrocinadores del Turismo, la Hotelería y la Gastronomía de la República Argentina, organizadora de la Gran Milonga Nacional junto con la Academia Nacional del Tango, que preside el poeta Horacio Ferrer, y el apoyo del Ministerio de Cultura porteño.

Entre otros artistas, participaron la orquesta del Ballet de la Universidad Nacional de 3 de Febrero, el Sexteto Sensiblero, Roberto Siri y su sexteto, la Embajada de Zárate "Capital Provincial del Tango", Horacio Rifón con la Bertero Big Band, el saxo de Pablo Porcelli y el Sexteto Visceral.
Así, la Avenida de Mayo se convirtió en una pista de baile de ocho mil metros cuadrados, en la que vecinos y turistas disfrutaron de ese género musical declarado "Patrimonio Cultural de la Humanidad" por la UNESCO. Entre ellos, miles de asistentes con señoras elegantemente pintadas y hombres atildados, con sombreros y chalecos, fueron el verdadero espectáculo de esta gran milonga con aires clásicos que no desentona para nada en una escena que atraviesa tiempos de bailarines saltimbanquis y homenajes oficiales expres que abusan de la fibra de vidrio.

Para el armado de los escenarios y la realización del espectáculo, la Avenida de Mayo desde Perú hasta la 9 de Julio y la calle Piedras entre Hipólito Yrigoyen y Rivadavia permanecieron cerradas al tránsito vehicular desde las 23 del viernes 5 hasta las 3 de hoy.




 
                                                               Y ¡Que siga la fiesta!




          






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada