miércoles, 17 de diciembre de 2014

Antonio Agri

Fue uno de los grandes violinistas que tuvo el tango a lo largo de su historia. Tanto, que en 1974 terminó enrolado en la Orquesta Sinfónica del Teatro Colón, cuando estaba pensando más en el retiro que en seguir iluminando con el sonido de su violín los distintos teatros y recintos de distintos países donde se presentó, generalmente en los conjuntos varios que fue armando Ástor Piazzolla.

Nació en Rosario, estudió el instrumento y música con el profesor Dermidio Guastavino, pero le bastó poco tiempo para comprender y madurar la magia del violín basado en su formidable intuición que lo llevó a inscribirse entre esos virtuosos que le precedieron: Vardaro, Kaplún, o Francini. A los 15 años ya estaba tocando en un cuarteto de Córdoba y luego se alinearía en las principales orquestas típicas de Rosario, en actuaciones que compartía con su ingreso en la Sinfónica de Rosario.

                                           


Fue en 1962 cuando lo llama Piazzolla para integrar su Quinteto Nuevo Tango, sucediendo a otro fenómeno: Simón Bajour. Fue un violinista, comprovinciano suyo, Nito Farace, quien se lo recomendó a Ástor. Y éste comprendió rápidamente la valía de Agri, dándole libertad para que luciera sus grandes virtudes de solista. Le contaba  Piazzolla a Gorín. "Hay cosas inolvidables. Vardarito tocaba dos notas en el violín y parecían las dos notas del Gordo Troilo, lo mismo Agri, o cuando Tarantino se largaba a tanguear con el piano, se me ponían los pelos de punta...". En esa galería lo ubicaba al rosarino, y ya es decir...

Durante unos diez años estuvo enrolado en todas las locuras musicales de Piazzolla y con él se haría conocer en Europa o Estados Unidos. Sus solos de violín le permitieron conquistar seguidores en los distintos donde actuó. El violinista ucraniano -nacionalizado estadounidense- Isaac Stern, considerado uno de los más grandes del Siglo XX, le dedicó unas emocionadas dedicatorias y le dijo personalmente, que para él había sido un enorme placer escucharlo.

                                            
Chamuyando con otro crack del violín: Hugo Baralis


A su vez, el virtuoso violinista italiano Salvatore Accardo, reconocido mundialmente, le prestó a Antonio Agri su Stradivarius para que pudiera usarlo en una grabación que hicieron con Piazzolla en Italia. En Londres grabó como invitado solista, con la Royal Philarmonic, y en París ofrecieron un concierto él y Paco de Lucía en guitarra, que arrancó ovaciones interminables en el público.

                                 


Paralelamente a sus distintos trabajos, participó en distintas orquestas que lo requirieron, como las de Osvaldo Fresedo, Horacio Salgán, Aníbal Troilo, Mariano Mores, Roberto Pansera, Atilio Stampone, José Basso, Héctor Varela, Alfredo De Angelis, Daniel Binelli e incluso estuvo con la orquesta del bandoneonista Alberto Caraciolo. También formaría en conjuntos que acompañaron a Edmundo Rivero,  Roberto Goyeneche, Virginia Luque o Tita Merello. En París formó un quinteto con Juanjo Mossalini. Con el impresionante cellista Yo-Yo-Ma, participó en la grabación de Soul of Tango, dedicado íntegramente a obras de Piazzolla y realizó diversas giras de presentación-promoción por Estados Unidos, de dicho disco.

                                             


Fue distinguido con el Premio Konex en los años 1985, 1995 y 2005, éste último a título post-morten, ya que falleció en 1998. En 1986 fue declarado Ciudadano ilustre de Rosario. En 1976 constituyó como director, su Conjunto de arcos (violines, violas, cellos y bajos) en el que volvió a lucir toda su maestría y ese buen gusto que siempre lo distinguió en la interpretación.

                                 


Hoy, como  estuve repasando su CD La conversación, extraigo dos de esos temas y les invito a escucharlos  atentamente, porque son una delicia. En este caso, les dejo Libertango, el famoso tema de Piazzolla, interpretado por un cuarteto de cuerdas -en el que luce su violín- y grupo rítmico. Y con Roberto Goyeneche, realizan esta interpretación que arranca lagrimones: Viejo ciego, de Cátulo Castillo, Piana y Manzi.

11- Libertango - Antonio Agri

03- Viejo ciego- Antonio Agri-Roberto Goyeneche




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada