miércoles, 26 de noviembre de 2014

La Malanca

Patrica Malanca, esa mujer que me encanta por la capacidad de interpretación que tiene para transmitir la fuerza y emoción que encierran los temas que canta, decidió convertir al tango, algunos de los temas de un ídolo suyo: el impagable cantaautor cubano Silvio Rodríguez. Todo indica que el esfuerzo puesto en el intento, con el visto bueno del artista, está logrando importantes  rentas artísticas y el esfuerzo de esta psicóloga de Avellaneda, metida con el alma en el tango, consigue así el resultado buscado por ella.

La Malanca quería grabar un disco y de repente se preguntó: "¿Y porqué no Silvio?". Y  después de asegurar que Silvio "cinceló mi forma de ser y mi personalidad", explica fervorosamente -como es ella- las peripecias vividas en torno a este trabajo que le entusiasmó tanto:

- Este disco es un abrazo con la simiente, es el abrazo con el padre, el abrazo con una pareja de iniciación, el abrazo del amante, el abrazo de creador, el abrazo enamorado.

                                           


Así define Patricia a esta propuesta diferente y nada sencilla por otra parte, cuando decició homenajear al cantaautor cubano reversionando sus canciones en melodías de tango.

-El tango se merecía a Silvio y Silvio se merecía al tango. La habanera es una de las simientes del tango, y en mi opinión, creo que el futuro más inmediato del tango, está en la fusión con otros ritmos latinoamericanos.

Más allá de que esta conjunción se lleve realizando desde hace mucho tiempo, con tangos convertidos a otros ritmos o boleros, canciones de toda América en tiempo de tango y demás, el intento de la Malanca está abonado por nutrientes que explican su forma de ver y entender la vida y muchos problemas de la actualidad en el mundo entero.

                                           



-Este disco es un prolongado y concienzudo estudio de la obra de Silvio Rodríguez, así como el uso de la intuición -que es lo más humano que va quedando para conducir utopías-, y que nos permitió seleccionar de su obra los temas más tangueables y más vinculados con la identidad urbana de las historias de tango.

El CD contiene 11 obras de Silvio Rodríguez, y está arreglado, producido y grabado, por Martín Elizalde -del conjunto Falsos Profetas- y la colaboración de Acho Estol -de La Chicana- y Rafael Varela. Además está mezclado por Artiel Lavigna, habitual colaborador de Pedro Aznar y Ruben Blades.

                                               


-Es una gran producción mía. Hacer este disco costó 80 mil pesos, lo digo para que sepan los que quieren producirse - remata la cantante.

Como muestra de este CD titulado Aunque nadie te vea nunca conmigo, podemos ver este videoclip en el que interpreta Alguien, uno de los once temas del disco. El mismo fue realizado este año en Parque Patricios durante un festival callejero, y la acompañan los músicos Noelia Sinkunas, Pablo Clavijo, Germand Rudminski, Alejandro Montaldo y la dirección general musical estuvo a cargo de Rafael Varela.

Y en mi barrio no me podía fallar la Malanca...

                 
                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada