viernes, 7 de noviembre de 2014

La época de Fresedo

Evidentemente fue uno de los que propiciaron con su talento y su empuje, la evolución del tango. Ese es su mayor aporte al género, donde dejó una lista de temas de largo recorrido. Muchos realizados con su hermano Emilio, que dejó el violín por la poesía tanguera y firmó con Osvaldo temas inolvidables como Aromas, Vida mía, Siempre es carnaval, Cielito mío, Volverás, Porque, Sollozos, El Once, Madre dime por qué, No supe vivir, Rosarina linda, Tango mío, Pobre chica, Canto de amor.

                                    
Scalise al piano, Fresedo y los cantores Ricardo Ruiz y Carlos Mayel


Entre ambos crearon su propia Editorial que sigue regentando Oscar, hijo de Emilio, para registrar las partituras de esos temas, muchos de los cuales siguen girando en milongas y en emisoras. La orquesta con la cual Osvaldo Fresedo consolidó su estilo distinguido, un clima especial, con carencia de solos, inclusión de elementos extraños al género como el arpa, vibráfono o redoblante con escobillas o platillos, mantuvo siempre ese tono austero, sin estridencias, con carencia de solos.

                                         
Visca, Maffia, Alberto Gómez, Fresedo, Cátulo Castillo y Ciriaco Ortiz.


Los pianistas fueron esenciales en sus conjuntos, especialmente José María Rizzuti y Emilio Barbato. Y entre los arregladores que lo acompañaron y respetaron las formas orquestales, Argentino Galván y el bandoneonista Roberto Pansera, especialmente, entendieron perfectamente la estructura estilística del conjunto y mantuvieron fielmente la horma. Aunque Osvaldo Fresedo fue también de los que usaban la goma de borrar, sin mayores preámbulos.

A mí me gusta particularmente la etapa que va de 1935 a 1945, cuando tenía un tono apropiado para el baile, en la que bebería Carlos Di Sarli, que era su gran admirador. Después se fue haciendo más melódico y cuando Héctor Pacheco entró como vocalista, abolerando los temas, dejó de interesarme, aunque respeto profundamente toda la trayectoria  y lo que representó Osvaldo Fresedo en la historia del Tango y en la jerarquización del mismo.


La Orquesta de Osvaldo Fresedo (centro, sentado) y Ricardo Ruiz a su izquierda.
                                     
Los cantores que más encajaron en el tono, para mi gusto de los que fue alineando en su formación, fueron Roberto Ray y Ricardo Ruiz, que parecieron hechos ex profeso para la orquesta, identificándose con el sentido armónico de la misma. Uno y otro eran tenores finos, que interpretaban los versos con claridad y musicalidad. Y mi debilidad en ese sentido, fue aún más el segundo. Ya lo nombré en otras oportunidades. Pero en estos días nublados, fríos, en que la melanco juega su papel de recuerdos y vivencias, estos temas de Fresedo-Ruiz, acompañan con fidelidad mi ánimo.

Hoy he escogido dos de esos tangos que vengo escuchando por la matina. Son: En este rincón amigo, de José María Contursi y Raymundo Grasso, que grabaron el 13 de Enero de 1941. Y Vamos corazón, de Juan José Guichandut, Fidel Pintos y Carlos Bahr, registrado en la placa impresa, el 10 de Julio de 1941.

En este rincón amigo - Osvaldo Fresedo-Ricardo Ruiz

Vamos corazón - Osvaldo Fresedo-Ricardo Ruiz


3 comentarios:

  1. si bien su trayectoria se remonta a mas de 50 años y siempre acompañando los procesos musicales acordes a cada epoca ,la etapa que señalaste fue a mi gusto la mas propicia para disfrutar la delicadeza y finura de fresedo..lastima que el mocito cordo estuvo poco tiempo y grabo muy poco sino complementaria con los que muy bien apuntaste como sus vocalistas mas representativos una trilogia de cantores a la medida de fresedo.de todos modos no desentonaron carlos mayel y oscar serpa que para mi estuvo mejor con fresedo que con di sarli y coincido con tu acertada opinion con respecto a pacheco ,tenia tan poco caudal de voz que la orquesta debia apagarse por momentos,en esa etapa fresedo era una orquesta para la intimidad de una boite donde los tangos se susurraban y se carecia de ambiente de verdadera milonga.te digo esto porque por aquellos años yo era un pibe pero por tv canal siete televisaba casi todas las noches del local de fresedo años 52 y 53 mas o menos .muy buena semblanza la tuya como nos tenes acostumbrados.abrazo juan

    ResponderEliminar
  2. Mayel era buen cantor, Serpa nunca me llegó al cuore, aunque respeto su trayectoria.
    Y a Cordó me lo crucé varias veces en la calle Corrientes y tenía delirio de persecuta. Terminó mal, un a pena porque cantaba bien. Abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Oscar Serpa tenía un vozarrón y una expresividad poco común. Quizá representa al cantor de los años cuarenta. Grabaciones como "Maleza", "En un rincón", "¿Por qué'?" son representativas de lo que expreso. Lo de Osvaldo Cordó fue una verdadera pena.

    ResponderEliminar