miércoles, 5 de noviembre de 2014

Hugo Mastrolorenzo y Agustina Vignau

Obtuvieron el segundo puesto en la Final del último Campeonato Mundial de Tango, en la categoría Tango escenario, realizado este año en Buenos Aires. Anteriormente Hugo, también con Agustina, representando a la localidad de Los Polvorines, localidad cercana a la Capital,  en la Provincia de Buenos Aires, lograron el cuarto lugar con una coreografía muy dramática y arriesgada.

Ya sabemos que el Tango escenario contiene una carga de ingredientes dancísticos que se nutren del tango salón, pero son ornamentados por coreografías especiales que le dan un aire especial para el disfrute del público. Y Hugo, además de bailarín milonguero, es profesor,  coreógrafo y ha escrito un par de libros sobre la danza del tango que han tenido repercusión en varios países.

                                       
Agustina Vignau y Jorge Mastrolorenzo


Lo conocí hace unos años en Madrid, cuando todavía no había llegado a este presente actual y era un muchacho muy humilde que ya buceaba en en las entrañas profundas del tango y se lucía en la pista con su compañera de entonces, Silvia, con la cual milongueé las veces que nos encontrábamos en alguna sala.

Hugo ha ido cambiando de pareja de baile para sus espectáculos y creo que en Agustina ha encontrado la horma pefecta para seguir avanzando ambos en su carrera. Él ya ha aparecido en cine, en televisión y ha viajado con su arte dancístico por países tan diversos como Japón, Bolivia, Finlandia,  Alemania, Chile, Austria, Italia, Suiza, Corea, Canadá o España, que cité antes. También es muy requerido para dar clases, gracias a su sólida formación y al hecho de dirigir grupos de investigación que le han permitido desarrollar un método de enseñanza muy particular.

                                                   
Agustina y Hugo festejando el segundo puesto del Mundial 2014

Agustina estudió en la Escuela de Tango de la Ciudad de Buenos Aires y en 2001 ingresó a la Escuela de Arte Dramático de la ciudad. También estudió Danza contemporánea y clásica en el Centro Cultural del Teatro San Martín; en el Centro Cultural Rojas; Arte XXI;  en la Escuela de Oscar Aráiz y Alejandra Libertela. Y la carrera de Comedia musical en la Fundación Julio Bocca y Ricky Pashkus.

Tiene su propio estudio de Pilates, en el cual aplica lo que estudió en esta materia y actualmente cursa la carrera de Licenciatura en Composición coreográfica, en el Instituto Nacional del Arte (IUNA). Ha participado como bailarina en distintas casas de tango de Buenos Aires, como Esquina Homero Manzi, Bar Sur, Café Tortoni, Che Tango, Chiquilín Tango y Moliére, entre otros. Ha participado en diversos festivales y estuvo en Suiza e Italia como bailarina y docente.

                       

Hace dos años que reunieron Hugo y Agustina, realizando esporádicas composiciones corográficas. Las mismas se caracterizan por un lenguaje metafórico donde incorporan objetos con objetivos dramáticos. Actualmente se encuentran trabajando en la apertura de un espacio independiente que pretende conjugar el tango con otras expresiones artísticas.

Podemos verlos, en este último Mundial, bailando el tango de Mario Soto y Jorge Caldara: Pasional, interpretado por Rubén Juárez. Y es bastante comprometida esta pieza, porque no hay una orquesta detrás. Es sólo el Negro Juárez con su bandoneón  y el desgarro de la letra de Mario Soto, que les da la motivación a la pareja en su coreografía. Con ella y su baile lograron el segundo puesto. Ojo al dato.

No sabrás... nunca sabrás
lo que es morir mil veces de ansiedad.
No podrás  nunca entender
lo que es amar... y enloquecer.

                     

A estas alturas de su carrera, Hugo Mastrolorenzo ha bailado en sitios de Buenos Aires con tanto peso, como el Teatro Nacional Cervantes, el Luna Park, el Teatro Presidente Alvear o el Lola Membrives, entre otros. Ha obtenido unos cincuenta premios en certámenes nacionales, en su carácter de coreógrafo y bailarín. Ha llegado a ganar siete premios en una misma competencia, entre ellos el primer premio. Y también logró dos Campeonatos Paramericanos con distintas parejas.

Podemos verlos con Agustina en el Mundial 2011, cuando se llevaron el 4º puesto, con esta interpretación del tango de A Evaristo Carriego, de Eduardo Rovira, por la Orquesta Forever Tango.

                                                   
                                 
                                                          
Pero si todavía quedan dudas sobre la identidad milonguera del muchacho, podemos apreciarlo bailando con Fátima Vitale, el tango de D'Arienzo y Cadícamo, Si la llegaran a ver,  por la dupla D'Arienzo-Mauré.



O con Ángeles Chanaha en la milonga de Planells del Campo y Santini: Flor de Monserrat, por Rodolfo Biagi y Alberto Amor.
¡Dale Hugo dale!


                                                                                   


                                          















                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada