martes, 20 de mayo de 2014

El adiós de Troilo

Ayer se cumplieron 39 años del alejamiento definitivo de Pichuco. Y aunque en numerosos sitios de Argentina se conmmemorara el domingo 18, como  aniversario de su fallecimiento, en realidad, fue el 19 de mayo de 1975, cuando se extinguió la vida del que fuera gran ídolo de los tangueros de todo el país. Tal vez para recordarlo River ganó el campeonato este domingo. Para él, que era el socio número 817 del Club de Núñez y había sido gran amigo de los viejos cracks del equipo.

A las 0 y diez minutos de ese día -de ahí viene la confusión-, ocurría lo que tanto costaba creer porque en ese momento estaba representando en el Teatro Odeón un espectáculo titulado Simplemente Pichuco, con textos de Horacio Ferrer, en el que también participaba el poeta. Cantaban Edmundo Rivero y Alba Solís y acatuaba el ballet de Juan Carlos Copes. El último tango que tocó en vida fue Quejas de bandoneón, el tema de Juan De Dios Filiberto al que tanto partido le sacó. El arreglo se lo había hecho Ástor Piazzolla, pero Pichuco le agregó al final unas variaciones que había escrito Feliciano Brunelli, cuando actuaban ambos en el Cuarteto del 900, con Enrique Bour y Elvino Vardaro. Sería su carta de presentación desde entonces.

La Partida de defunción

El domingo 18 Troilo se levantó y después de higienizarse se sintió mal y le pidió a su esposa, Zita, que llamase al médico. Por comentarios posteriores se supo luego que tenía en ese momento 28 de presión, lo que representa una barbaridad. Fue internado inmediatamente en la sala de Terapia Intensiva del Hospital Italiano, en muy mal estado y sin conocimiento prácticamente.

Avisada la gente del Teatro, pusieron en boletería un cartelito indicando que "Se suspende la función de hoy por indisposición del Sr. Troilo". El físico agotado por tanto exceso no podía más, tuvo tres paros cardíacos por la tarde-noche, con un equipo médico luchando infrutuosamente por sacarlo adelante. Y finalmente apenas pasada la medianoche llegó el final, por una hemorragia cerebral. "Soy hombre de la noche para todo, hasta para morirme", había anunciado tiempo atrás.

                                                 


El velatorio en el Teatro San Martín fue algo impresionante por el desfile de gente que hacía cola en filas que daban vuelta a la manzana. D'Arienzo, Pugliese, Nelly Vázquez, Aníbal Arias, Copes, Ferrer, Pedro Maffia, Chupita Stamponi, la mujer de Filiberto y numerosa gente del tango, el fútbol o el boxeo se mezclaban con sus llorosos hinchas. 

Lo cierto es que la partida de Pichuco dejó un vacío en el corazón del tango. Ese tango que estaba en desbandada, desatentido por las grabadoras, el cine, la cultura nacional y las emisoras que lo habían tenido siempre como el salvavidas de su tesorería. El bolsillo generoso del Gordo, su bolsillo fácil se perdieron para siempre, pero su presencia sigue firme en este renacimiento del Tango en todos los rincones del mundo, gracias fundamentalmente a la danza.

                                             


Había nacido el 11 de julio de 1914 en la calle José Antonio Cabrera 3457, del Abasto,  y tenía 61 años en el momento de su fallecimiento. Su tumba en la Chacarita, pegada a la de  otro ídolo popular: Agustín Magaldi, es visitada constantemente por gente de todas partes. Aníbal Troilo representa no solamente el Tango en su grado mayor, sino una forma de ser del porteño, con su respeto por la amistad, la noche, el lunfa...


 Sus últimas grabaciones las realizó en 1972 con Roberto Goyeneche. Y el cantor que estuvo en el escenario del Odeón con Pichuco fue Roberto Achával, que no llegó a grabar ningún tema.

                           


Yo lo recuerdo en este momento con este tango de Raúl Garello, su bandoneonista y arreglador, dedicado precisamente a Pichuco: Bandola triste. Lo grabó con su orquesta el 14 de septiembre de 1970.

191- Bandola triste - Aníbal Troilo











3 comentarios:

  1. el dogor como gardel no tiene reposicion unico inmortal saludos juan

    ResponderEliminar
  2. Igualmente que los que me anteceden,Anibal Pichuco Troilo,hubo y abra solamente uno,...producto argentino marca registrada,....!!!
    @fb

    ResponderEliminar