domingo, 27 de abril de 2014

Quinteto Marcelli

Este violinista de larga trayectoria en los rieles del tango, que integra la Orquesta Estable del Teatro Colón como primer atril de su instrumento, desde 1984, sustituyó a Cacho Herrero en la orquesta de Osvaldo Pugliese junto a quien estuvo seis años, como arreglador y primer violín. Tiene una carrera impresionante y ha viajado por todo el mundo con distintas orquestas y con su propio conjunto.

Acompañó incluso al bailarín Julio Bocca y al Ballet argentino en Estados Unidos. Su curriculum es interminable, pero después de la Filarmónica del Colón bastaría sumarle a grosso modo su actuación en el Quinteto de Cámara Ensamble del Plata, la Dirección de la Orquesta Estable del Tango  de la Ciudad de Buenos Aires y de la Orquesta Escuela de Tango, en la que también militó como violín solista.
                                   

 En una charla que tuvimos el año pasado en Madrid cuando vino integrando la Selección Nacional de Tango con Ariel Ardit como cantor,  me recordaba a toda su familia proveniente de un pueblito italiano  de la Toscana. Y contaba que el padre le impregnó su afición por el violín, que tocaba con piezas de su país natal. "Esos sonidos me parecían contener algo de misterio, de nostalgias, de sus raíces, unas melodías muy propias y cálidas. Pero cuando encontré el tango, descubrí otra cosa distinta, una profundidad que me obligó a seguir en él, a zambullirme y estudiar".

                                         
En mayo de 2013 en el Bellas Artes de Madrid con Mauricio.

Y ahí sigue hasta que las manos, las orejas  o el cuerpo digan: basta. Porque ha gastado infinidad de pasaportes y sigue usándolos. Con Salamanca y Marconi estuvo en Japón como primer violín, y luego con su propio Octeto recorrió todo el país nipón. Con apenas 16 años ya entró a formar parte del álbum tanguero. Se alineó en orquestas de mucho peso: Francini, Gobbi, Argentino Galván, Miguel Caló, Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, Atilio Stampone y otros con los que recorrió el mundo.

                                  
Pane, Garello, Marconi y Marcelli en París. (Foto Ana Morán)
En 1999 grabó un CD en el Sello Melopea que incluye 14 temas. El Tano Marcelli en violín, dirección y arreglos. Hugo Romero en guitarra, Hernán Posetti al piano, Pablo Mainetti en bandoneón y Marcos Ruffo al contrabajo. Cacho Tirao hace un dúo con Marcelli en el Tango Volver. La dupla Atilio Stampone-Mauricio Marcelli interpreta Sueño de juventud y el Trío: Leopoldo Federico-Marcelli-Romero hace el tango Bandó. Además. Diego Solís canta Después de la medianoche y Mi tango triste.

Yo los dejo con dos excelentes versiones del Quinteto, que vienen en ese CD. El tango de Agustín Bardi: Gallo ciego, y el valsecito de Francini-Stamponi y Homero Expósito: Pedacito de cielo.

01- Gallo ciego - Quinteto Marcelli

10- Pedacito de ciello - Quinteto Marcelli

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada