viernes, 21 de febrero de 2014

La mulateada

Prácticamente fue la primera milonga que aprendí a bailar y la primera en que me estrené como milonguero. El muchacho de la barra que me enseñó a bailar este género, era fana de Di Sarli y en el club Sportivo Chárleston, del barrio,  nos reuníamos los adolescentes y muchachos en la sala del fondo, la noche de los jueves y allí me formateé junto a ellos.

                                            


Esos clubes de barrio que salpicaban toda la geografía de Buenos Aires, fueron muy importantes para guarecer a la purretada de los conventillos y brindarle lugar para su esparcimiento, así como para orientarnos en el tango, en la biblioteca, el teatro de los sábados, los juegos de salón ...y la milonga. También la gente del barrio tenía su lugarcito para despuntar el ocio, jugar a los naipes, charlotear junto al café o al vermut y demás. Mi viejo fue uno de los que trabajó en la construcción del salón grande del fondo, junto a otra gente del barrio, poniendo el hombro.

Además, este tema del violinista Julio Eduardo del Puerto que lleva versos de Carlos Pesce, retrata fielmente la vida de los negros en aquella Buenos Aires colonial. El poeta Héctor Pedro Blomberg junto al Negro Enrique Maciel dibujaron maravillosas páginas sobre esa época y esta milonga merece figurar en un lugar especial también por su calidad y por la interpretación maravillosa de Carlos Di Sarli, su orquesta y la voz de Roberto Rufino.

                            

Precisamente recuerdo una noche en que Carlos Pesce vino al Club a cantar, acompañándose en la guitarra. No tenía mucha voz pero interpretó varias de sus composiciones que yo iría descubriendo con el tiempo. Le puso letra a numerosos temas que eran instrumentales. Y volviendo a La mulateada, vale la pena recrearse en los versos para entender un poco aquella época. Los mazorqueros era los integrantes de las milicias negras que defendían al gobernador Juan Manuel de Rosas y dieron la vida por él.

La mulateada

Están de fiesta, en la calle larga
Los mazorqueros de Monserrat,
Y entre las luces de las antorchas
Bailan los negros de La Piedad.
Se enlaza Pancho, rey del candombe
Con la mulata más Federal,
Y en los cuarteles de la Recova
Sueña el mulato sentimental.
 
Baila mulata linda
Bajo la luna llena,
Que al chi qui chi, del chinesco
Canta el negro del tambor.
Baila mulata linda
De la divisa roja,
Que están mirando los ojos
De nuestro Restaurador.
 
Ya esta servida la mazamorra
Y el chocolate tradicional,
Y el favorito plato de locro
Que ha preparado un buen Federal.
Y al son alegre de tamboriles
Los novios van a la Concepción,
Y al paso brinda la mulateada
Por la más santa Federación.


Y envuelto en la brisa del recuerdo, vuelvo a escucharla con la misma sensación interna de aquella primera vez, en que aprendí a bailarla. Carlos Di Sarli con su orquesta y la hermosa voz de Roberto Rufino la dejaron impresa para siempre en el disco y en mi cuore, el 20 de noviembre de 1941. Por eso me pongo a milonguearla junto al ordenata.

045- La mulateada- Di Sarli-Rufino








                                                                                                                                                                        





                              

4 comentarios:

  1. que bien que toca las milongas don carlos.les da el acento justo canyengueando como las interpreta el no son simples milonguitas-don carlos fue el rey midas del gotan-todo lo que tocaba lo transformaba en oro- abrazo juantangos@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. esta milonga la rescataron grabada por di sarli con la voz de jorge duran en un baile de carnaval no fue comercial y duran en vez de decir cerrando la frase -estan mirando los ojos de nuestro restaurador. lo miraba al tuerto y cantaba .que estan mirando los ojos de nuestro comendador y di sarli strilaba abrazo juantangos@hotmail.com

    ResponderEliminar