martes, 4 de febrero de 2014

Héctor María Artola

Músico de formación completa, que comenzó tocando piano, órgano y flautín y eligió finalmente el bandoneón para dar rienda suelta a su inspiración, también está considerado junto a Argentino Galván como piedra fundamental en la evolución técnica de la música escrita.

Curiosamente, sus padres uruguayos de la localidad de San José, donde el futuro músico vió la luz, lo enviaron al muchacho a Montevideo para que siguiera la carrera de Leyes, aunque ya se codeaba con los pentagramas. En la capital de Uruguay, se unió a Juan Bauer, conocido como Firpito (autor de No te quiero más) y Roberto Zerrillo, en un trío que tocaba tangos y milongas orilleras en aquellos cines de películas mudas y en cafés céntricos. Incluso llegó a tocar el piano en la orquesta de Eduardo Arolas como reemplazante del titular.

                                                
Artola es el primer bandoneón -derecha- junto a Zerrillo
Ya cómodo en su nueva dimensión asumió en la típica de Donato-Zerrillo, de gran arrastre en ese momento, la función de primer bandoneón. Y quedó delineado definitvamente su futuro. Aquerenciado en Buenos Aires, tenía 24 años apenas cuando acepta el envite de Bachicha Deambroggio y Eduardo Bianco para irse a tocar con ellos a Europa. Allí descubrió que su bagaje musical era pobre y se puso a estudiar con gran fervor.

Viajaría a España  y pasa a acompañar al trío tan mentado de Irusta-Fugazot-Demare, junto a Pedro Polito y el "gallego" Álvarez. El regreso está motivado por la nostalgia  y al volver a Buenos Aires en 1932, se enrola con Antonio Rodio y Alfredo Malerba en el trío que acompañará a la triunfante Libertad Lamarque. Ya tiene patente en la ronda porteña y tocará en la orquesta de Francisco Canaro que lo recomienda a su hermano Rafael para que lo lleve con su orquesta a Francia.
                           
                                   
Artola -der.-, con Dante Amicarelli al piano y Aldo Calderón
Otra vez Europa, pero ahora sí, decide estudiar durante el día, perfeccionando sus conocimientos de armonía, composición y contrapunto, y por la noche a tocar en los cabarutes franceses. Cuando los tambores de guerra están sonando en el viejo contienente, regresa a Buenos Aires definitivamente, pero como alta autoridad en todas las materias de la música.

Decidió que no había marcha atrás, que no cabían improvisaciones y su prestigio creció como la marea alta. En Radio Splendid encontró su sitio, luego pasaría a Radio El Mundo y allí lo buscarían para su nueva faceta de arreglador-orquestador, músicos como Troilo, Fresedo, Do Reyes, Vardaro y otros, sabedores de que el hombre lograría el máximo de efectos sonoros y ensamblamiento armónico. Como diría el musicólogo Luis Adolfo Sierra: "A Argentino Galván y a Héctor Artola corresponde la sistematización del arreglo musical en el tango; Galván y Artola fueron los dos grandes creadores que llevaron al atril al tango instrumental".

                                     
Dándole indicaciones a Alberto Marino en radio El Mundo


Además, como compositor, tiene pegadas de mucho mérito como Tango y copas, Desconsuelo, Marcas y Equipaje (todas con el poeta Carlos Bahr), Qué será de mí, con Mario Canaro; En un Rincón, con Homero Manzi, o Serenidad con Alfredo Navarrine, entre otras.

                               

Quico, como se le conocía en el ambiente, sabedor de que tenía un mal incurable fué a visitar su San José natal y volvió ya muy enfermo a Buenos Aires, donde falleció  en 1979. Acompañó a varios cantantes, tuvo su propia orquesta y con arreglos propios logró embellecer temas como Quiero verte una vez más (de Mario Canaro) -1950-  o Halcón Negro, de Francisco Canaro, en 1957. Escuchemos:

07- Quiero verte una vez más - Héctor Artola

14- Halcón negro - Héctor Artola

1 comentario:

  1. y con los arreglos portentosos se che bandoneon silencio y la novena en especial hi hizo que oscar alonso empardara a gardel si habra sido grande el yorugua que hasta lo hizo cantar afinado a jorge vidal,en fin este como galvan no tuvo reposicion saludos

    ResponderEliminar