miércoles, 17 de julio de 2013

Los mareados

Este es uno de los tangos que mayor difusión han alcanzado y en algunos casos se han realizado versiones maravillosas del mismo. Y como todos los temas, arrastra consigo una historia, pero en este caso, por tratarse de semejante obra fundamental, vale la pena recontarla.

Fue compuesto por ese genio bohemio llamado Juan Carlos Cobián en 1922, con el nombre de Los dopados y lleva letra de Alberto Weisbach, un sainetero uruguayo que escribió varias obras en colaboración con otros prestigiosos autores argentinos. Fue uno de los pioneros en introducir tangos en las obras de teatro, como sucedió  con Mi noche triste en la obra "Los dientes del perro", que firmó con José González Castillo y que cantó con gran suceso Manolita Poli, esa hija de zarzueleros españoles, en 1918, acompañada por la orquesta de Roberto Firpo.
                                         
                    
Lo mismo le sucedería luego con la obra que hizo en sociedad con su compatriota Samuel Linnig titulada Delikatessen Haus, estrenada en el Teatro Ópera el 12 de mayo de 1920. Aunque la pieza fue silbada y muy criticada, en ella se estrenó el tango del propio Linnig y Enrique Delfino, que cantó María Ester Podestá: Milonguita, que en cambio fue ovacionada.

La letra de Los dopados, en la cual colaboró el comediógrafo Raúl Doblas, fue grabada por el propio Cobián al piano y Agesilao Ferrazzano en violín, acompañando al cantor Roberto Díaz y la registraron el 13 de enero de 1924, con muy pobres resultados.

                                             
Enrique Cadícamo que fue compinche de bohemia de Cobián y coautor de hermosas obras con el pianista de Pigüé (Buenos Aires), había alquilado un departamento amueblado de tres ambientes en la calle Tucumán 642, en sociedad con el editor Lebendiguer, que se encargaba de sus obras, incluso de sus libros de poemas, y pagaban los gastos del bulín a medias.

Cadícamo se compró entonces un minipiano Carlit, que manejaba discretamente y en el mismo comenzó a componer temas. Empezó a firmar con el seudónimo criollo de Rosendo Luna y allí sacó El cuarteador, un tema que Troilo grabó con la voz de Fiorentino, realizando una creación muy original.
                                                   

Decía Cadícamo que ese piano le había traído un fluido afortunado y se largó a fondo en la tarea. Así sacó Tres amigos, que grabó Troilo con la voz de Marino. Y a continuación: Por las calles de la vida, A quién le puede importar y No vendrá, que su editor le publicaba de inmediato, entre las juergas y correrías nocturnas que montaban en aquel departamento.
     

Un día llega Aníbal Troilo a visitarlo portando una vieja versión de Osvaldo Fresedo, grabada por su orquesta en forma instrumental del tema de Cobián: Los dopados. A Pichuco le encantaba el tema y le pidió que le acoplara versos para estrenarlo urgentemente, pero con letra. Cadícamo puso toda clase de objeciones porque Cobián estaba en Estados Unidos y no le parecía correcto hacerlo sin su autorización. Pero Troilo insistió con el argumento de que cuando volviera Cobián al país se encontraría con un éxito seguro. Metieron la placa en el tocadiscos varias veces y como el vate tenía ya la melodía incrustada en us oídos desde los tiempos en que Cobián tocaba en el Abdullah, le hizo una nueva y magnífica letra y le impuso un nuevo título: Los mareados.

                             

Troilo realizó un magnífico arreglo y con la voz de Francisco Fiorentino lo estrenó en 1942 en el Tibidabo. Desde entonces viaja en los pentagramas y en las voces de los cantantes con interminable éxito. Sólo tuvo un parón cuando la censura del gobierno militar de 1943, le prohibió la letra y el título, que se llamó fugazmente, entonces,  En mi pasado.

                                   

La grabación de Díaz con Cobián y Ferrazzano es bastante pobre y prefiero traer entonces la versión instrumental de Osvaldo Fresedo realizada en 1922. Y a continuación, 20 años más tarde,  el milagro de Troilo y Fiore realizado el 15 de junio de 1942.

Los dopados - Osvaldo Fresedo

015- Los mareados - Fiore con Troilo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada