sábado, 6 de julio de 2013

Ilusión de mi vida

Este vals juguetón de Feliciano Brunelli ha hecho girar a tantas parejas a lo largo de su historia, que vale la pena recordarlo. Además de que es muy lindo realmente y hasta Horacio Salgán le dio la bendición, grabándolo con su orquesta en 1952.

Detrás de este tema, en aquellos discos de pasta de 78 rpm tenía el tango: La llamo silbando, uno de sus escasos temas como autor de Salgán,  lo que le da más valor a la elección de este valsecito que nació en la casa de Emilio Vardaro, el enorme violinista.

                                   

Fue Vardarito quien descubrió al Tano Feliciano Brunelli, que había nacido en en un barco que cruzaba el Canal de la Mancha , y como estaba cerca de la costa francesa, lo inscribieron con esa nacionalidad.pero era hijo de italianos y su padre, Juan,  no sólo le inculcó sus afanes musicales, sino que él mismo fue un destacado acordeonista que recorrió varios países europeos tocando como solista. Luego sería también afinador y luthier de acordeón. 

A raíz de un llamado familiar la familia viajó a Argentina y se instalaron en Rafaela, un importante enclave de la provincia de Santa Fe donde residían numerosos italianos del Piamonte dedicados a la agricultura. Allí se crió Felicien (el nombre con que constaba en su pasaporte), que tenía 5 años cuando arribó a la nueva y definitiva tierra que lo acogería, en 1908.

Siempre destacaría como un chico muy listo, aprendió español rápidamente y estudió el acordeón con su padre  y luego con un profesor, sobresaliendo rápidamente entre los demás alumnos. Llegó incluso a dominar el piano y en esta faceta fundaría el Cuarteto del 900, que completarían Aníbal troilo (bandoneón), Emilio Vardaro (violín) y Enrique Bour (flauta).
                                     
Vardaro, Troilo, Bour y Brunelli

 Su descubridor fue precisamente Emilio Vardaro, en oportunidad de realizar un viaje a Rafaela por invitación de un amigo. Allí le presentaron a Brunelli que le hizo escuchar sus interpretaciones con el acordeón. Vardaro simpatizó con él y lo invitó a Buenos Aires, alojándolo en su casa, mientras el franco-italiano-argentino intentaba abrirse camino en la Capital. En años posteriores, la gran atracción de los carnavales del Luna Park, sería la conjunción Francisco Canaro-Feliciano Brunelli.

                                           
Y allí en la cocina de la casa de Vardarito comenzó a fraguar este valsecito que le serviría de lanzamiento y como muestra de su talento. Se lo dedicó a Margarita, la hermana de Elvino y con el tiempo ese valsecito sonaría fuerte en las emisoras radiales y en los clubes donde actuaría con su orquesta. También como presentación de sus propios programas donde pasaban exclusivamente música de su orquesta característica, para alegría de mi madre que lo escuchaba todos los sábados al mediodía. Y allí sonaban pasodobles, rancheras, tarantelas, corridos,  y todo aquello que alegrara la vida de los inmigrantes de esos sufridos países europeos. Y vendió discos a lo bestia durante años. Incluso pudo montar su propia casa de música, con grandes resultados económicos.

Brunelli en la RCA Víctor, donde fue gran figura, con su orquesta
Quiso la casualidad que en una oportunidad me contratase como presentador de su orquesta en una gira por provincias, donde era popularísimo, pero a último momento debí desistir por motivos laborales. Precisamente , su hijo Carlos, que era músico y siguió su camino, me contó que ese valsecito tenía recuerdos de cosas de su padre, de músicos franceses, y su propia emoción por estar en Buenos Aires, donde debió hacer de todo para llegar finalmente al merecido éxito.

Creo que el mejor homenaje a este tano laburante de la música, es escuchar la genial versión que realizó Horacio Salgán de su valsecito, que hizo camino y bien largo.

Horacio Salgán - Ilusión de mi vida






1 comentario:

  1. stengo entendido que las variaciones de quejas de bandoneon que realiza pichuco las creo feliciano brunelli sabe amigo si es asi al respecto saludosaludos de juantangos@hotmail.com

    ResponderEliminar