martes, 22 de enero de 2013

Mi moro

Vale la pena exhumar un tema criollo de  hace cien años, que se fue transformando en canción y terminó convirtiéndose en un tango.

Los versos son del escritor y poeta argentino Juan María Gutiérrez 1809/1878, Estudió Ciencias Exactas y Humanidades y se diplomó de agrimensor y Doctor en jurisprudencia a los 27 años. Pero fue su obra como intelectual la que le granjeó el afecto y el reconocimiento de sus pares. Puso orden en la documentación de la historia literaria argentina y produjo un importante documento sobre Esteban Echeverría que, cómo él, debió exiliarse en Montevideo.

Fundador de la Asociación de Mayo junto a Echeverría y Alberdi, Gutiérrez tuvo mucha importancia además, en la difusión del género gauchesco, en su calidad de poeta. Ocupó cargos públicos y fue diputado e incluso rector de la Universidad de Buenos Aires.
En su Endecha del gaucho están los versos a los los cuales, Gardel y Razzano le pondrían una música precaria para transformarla en canción que grabaron a dúo en 1917, acompañados por José Ricardo en la guitarra, utilizando sólo una parte del poema y cambiándole el título, al rebautizarlo: El Moro. Los cantores nacionales que repetían aquellos temas criollos primerizos de Gardel, lo incluían en sus repertorios. Recuerdo al padre de un amigo, que vivía en Mercedes, en el oeste bonaerense. Un par de veces que fuimos con mi amigo de visita, después del asado y cerca del fogón, mientras circulaba el mate de mano en mano, se despachaba con esos cantos y El moro lo hacía como estilo.


Ese mismo año, lo grabará Roberto Firpo arreglándolo en tiempo de tango y lo cantan los mismos Gardel-Razzano, cuando el tango comenzaba a darle entrada de puntillas a a la poesía y a los intérpretes de la misma. En el disco sólo figuran Gardel-Razzano como autores pero no están en los créditos como cantores, cosa que en la época de los estribillistas era bastante frecuente.

Ricardo Tanturi le vió punta al tango, años después, y le preguntó a Cátulo Castillo si se podía adaptar una parte del tema para que lo cantase Alberto Castillo en su orquesta.

Esto ocurrió en 1941 y Cátulo retocó la letra para que entrase en la melodía y le impuso una nueva musicalización, más acorde al tiempo milonguero que se vivía y al ritmo febril de la orquesta. Y el resultado final es una joya para los bailarines.Tanturi con la impagable voz del cabezón Castillo lo grabó el 27 de noviembre de 1941.

Nueve años más Miguel Caló  también registraría el tema con Raúl Berón y logró una excelente versión. Lo grabó el 16 de marzo de 1950. A estas alturas ya se anunciaba como Mi moro, aunque en algunas discografías perduraba  el título que le impusieron Gardel-Razzano.

Para comprobar el lifthing operado con la intervención de Cátulo Castillo, podemos escuchar primero la versión de Firpo con Gardel-Razzano y a continuación, la genial interpretación de Tanturi-Castillo. Que me agarra el tiqui-taca en los remos...

 El moro - Firpo - Gardel-Razzano

022- El moro 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada