domingo, 4 de noviembre de 2012

Llueve otra vez

Siguen drenando las nubes y enviando su mensaje pluvial sobre la península ibérica. Vamos intentando columbrar alguna ranura en el encapotado cielo madrileño, pero las gotas caen en el charco de mi alma, como escribía Cadícamo en su hermoso tango diseñado con Troilo: Garúa.


El otoño y la lluvia tienen el poder de hacernos sentir esa vulnerabilidad que todos tenemos. La grisura del espacio. Y en esta demorada contemplación escrutadora escribo este soneto:




LLUEVE

Trae el viento presagios de tormenta,
danzan las hojas nerviosas subeybaja;                                  
al fin el chaparrón cae y descerraja
un esplín otoñal que me frecuenta.

El cortinado pluvial en la ventana
me impulsa a este hábito del verso,
parece caerme encima el universo
y a las musas impregna mi desgana.

No avanza mi grafía en la labriega
construcción, y me espeso en la carilla,
ante la mufa densa que me anega.                                           

Construyo con el poema una barquilla,
la deslizo en el cauce y ya navega             
hacia su puerto final: la alcantarilla.

                                  jmo

Y exprimo mi sentimiento de buhonero filosófico, escuchando temas que caen como lloviznas de recuerdos lontanos y a la vez compruebo una vez más la envergadura de muchos tangos.

Precisamente me sumerjo en: Llueve otra vez, del pianista, poeta y compositor del barrio de Barracas, Juan José Guichandut, que creara páginas inolvidables.  



Una hermosura grabada por la orquesta del gran Pedro Laurenz con la voz de Carlitos Bermúdez, un cantor que está instalado en un rincón de mi cuore desde siempre. Lo grabó el 26 de abril de 1944, y como dato agregado vale la pena destacar que fue el último en que intervino su pianista y arreglador Héctor Abel Grané, que había sucedido a Armando Federico en esa faceta.

Héctor Grané y Alberto Podestá
A continuación, Grané acompañaría a Alberto Podestá como cantor solista, grabando sólo dos temas y se radicaría en Europa, montando orquesta en París, realizando tournées por varios países. Su tema Haydée, en recuerdo de la hermana que falleció tempranamente, lo grabaría años más tarde Ástor Piazzolla.

Carlos Bermúdez y Pedro Laurenz en Radio Belgrano
En Llueve otra vez, arreglado por el citado Grané, se aprecia su brillante swing y generosa inventiva. Y a su vez, Bermúdez, buen fraseador,  le da al tema una impronta sensorial de gran riqueza. Como si sintiéramos la lluvia cerca y nos contagiara la tristeza melancólica del poema.

Llueve otra vez




 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada