miércoles, 7 de noviembre de 2012

Fulvio Salamanca

Fue una de las grandes figuras de la época dorada del tango, como instrumentista de notable manejo del piano, por su innato sentido rítmico sincopado que alcanzó cotas altas en la orquesta de Juan D'Arienzo, a la cual se incorporó en 1940, cuando aún no había cumplido los 20 años. Dirigía una orquestita juvenil en Las Varillas, un pueblo de Córdoba adonde se trasladaron a vivir sus padres, desde Juan B. Molina, una localidad santafesina.

Manejaba con absoluta soltura el instrumento porque con 12 años ya era profesor de piano. D'Arienzo lo descubre en una gira por Córdoba, haciéndolo bajar a Buenos Aires para tantear su posible ingreso en la orquesta que más éxito tenía en esos momento.
                                                           
Es sabido por todos que la base del conjunto y el sonido D'Arienzo, se apoya fundamentalmente en el piano, desde que Rodolfo Biagi le diera el acento definitivo en 1935 a la formación del Rey del compás. Salamanca y Polito continuaron en esa estela y sellaron definitivamente el marchamo milonguero de D'Arienzo, tan requerido por los bailarines.

Lo notable en Salamanca fue no sólo su juventud cuando se sentó al piano de la orquesta, sino su capacidad para retener en la cabeza todos los tonos, los solos, las marcaciones y la conjunción con los fueyes y los violines de la orquesta, porque cómo me decía asombrado el cantor de la misma, Juan Carlos Lamas, que estuvo entre 1942 y el 44 en la misma, nunca le vio leer una partitura en las actuaciones radiales o en las presentaciones en distintos lugares de baile.

Héctor Varela, D'Arienzo, Laborde, Echagüe y Salamanca
Dejó 380 grabaciones con D'Arienzo, algunas antológicas para los que seguimos el compás en la pista totalmente, incendiados por dentro, y en 1957 decidió independizarse. Había tenidos muchos problemas por su afiliación al Partido Comunista y más de una vez terminó en los calabozos, por esa irracionalidad imperante en la Argentina de perseguir y denigrar al que piensa distinto.

Armando Guerrico
En esta nueva faceta, mostró sus grandes capacidades, porqué lejos de imitar el estilo con el que estaba identificado, le dió un tono diferenciado al rey del compás y exhumó páginas imperecederas recreándolas musicalmente con mucho acierto. Tuvo en su formación a músicos como Elvino Vardaro, Aquiles Aguilar, Eduardo Corti - que fue de enorme ayuda para ayudarle a formar la orquesta-, Julio Esbrez, Edmundo Baya. Y sobre todo acertó con la incorporación del cantor Armando Guerrico (Armando Ambrústolo) que, con su voz melodiosa  logró varias pegadas notables como Adiós corazón, Hasta siempre amor o Bomboncito.

Salamanca está ubicado definitivamente entre los más grandes instrumentistas del tango con toda justicia y además dejó un reguero de páginas que también le mostraron triunfador como compositor.

Hoy lo traigo al frente de su orquesta en dos clásicos: Chiqué de Ricardo Luis Brignolo, y El taita, de Salvador Grupillo grabado en 1957 y 1958 respectivamente.

Chiqué

El taita

6 comentarios:

  1. FULVIO SALMANCA, fue el mejor pianista que produjo el tango. Lo dijo nada menos que el genial Carlos García.Es autor de un tangazo poco difundido llamado "Viento ¨Sur".Cada vez que lo escucho lo veo a Fulvio, sentado al piano de la orquesta del "Rey del Compás".En mi juventud, lo seguía adonde tocara en Capital y Pccia. de Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  2. Yo no sé si fue el mejor pero sí que fue un grande. Estando Orlando Goñi en la batalla, la discusión será larguísima. Pero que fue un fenómeno, no tengo la menor duda. Lo admiré mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo me limité a transcribir la opinión del maestro Carlos García, consignado por García Blaya, al escribir la biografía de Fulvio.Coincido totalmente con el Sr.Otero en el sentido que hubo en esa epoca grandes pianistas. Al mencionado Orlando Goñi, yo le agrego por ejemplo a Osmar Maderna, por nombrar solo a uno mas, pero el listado de grandes pianistas, como sostiene el Sr.Otero, daría lugar a discusiones e intercambio de opiniones muy interesantes.

    ResponderEliminar
  4. Eso pasa en todos los ámbitos, incluido el fútbol. Que Pelé. que Di Stéfano, Maradona o Messi.Que fueron todos grandes en lo suyo. Otra cosa es ser "hincha" de un músico, tenista, futbolista, etc. Carlos García también dijo que Di Sarli fue el más tanguero de todos. "A mi juicio el número uno indiscutible. Tenía potencia y delicadeza al mismo tiempo y eso es muy difícil de conseguir", afirmó. Y para mí Salgán fue otro monstruo. Aunque yo soy fana de Goñi. En la pista de baile me dispara cohetes en todo momento. GENIO

    ResponderEliminar
  5. Tiene razón amigo Otero. Goñi fue un pianista fuera de serie. Lástima grande que partió tan pronto. Con respecto a Salgán, alguna leí un artículo, cuyo autor no recuerdo que dijo, que "A Fuego Lento" es tecnicamente el mejor tango de la historia. No tengo los conocimientos musicales para discutir esta afirmación. Solo puedo decir que es un tango que me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  6. Tampoco yo tengo esos conocimientos pero es un tangazo. Lo que pasa es que Salgán no se prodigó en crear obras de tangos. Pero sí realizó unos arreglos maravillosos. El que hizo de Recuerdo, el tango de Pugliese, es impresionante. Cuando Don Osvaldo lo escuchó en persona, se quedó impresionado. Y no lo volvió a tocar.

    ResponderEliminar