martes, 28 de agosto de 2012

Campeones mundiales de tango salón



Argentinos, del interior del país, Porteños por adopción, bailan a la gorra (gratis, por lo que les den) y son campeones del mundo

POR ROMINA SMITH

Ganaron anoche la categoría Salón. El es de Córdoba, ella de Chubut y se vinieron a la Ciudad para vivir del 2x4.
Facundo y Paola. Pareja en la vida real, comparten las milongas desde hace cinco años. 
La definición fue cabeza a cabeza. Pero esta vez, el Mundial de Tango Salón se quedó en casa y fue para la pareja argentina formada por Facundo de la Cruz y Paola Sanz . El de Córdoba, ella de Chubut, pareja en la pista y en la vida real, viven en Parque Patricios, barrio tanguero si los hay, desde hace un año. Ella, de 29, dio sus primeros pasos hace ocho. El, de 26, empezó cuando la conoció a ella. Para los dos, la vencida fue la cuarta participación en el Mundial. Y lograron el título máximo en su primera final, ya que antes no habían podido superar las semis. 
Después de las fases clasificatorias y las cuatro rondas finales, en las que bailaron tres piezas definitorias, con el número 191 lograron imponerse por gracia y habilidad, y festejaron ante un estadio Luna Park repleto.
El lloró, ella lo abrazó y le dijo “te amo” al oído, pero dejó que sus labios fueran leídos por las cámaras de TV. El apretó los puños y agitó sus brazos. Ella se aferró al ramo de flores
Después se besaron en la boca y bailaron para celebrar.


“ Es el sueño cumplido de todo bailarín.

Esto nos abre nuevas puertas para trabajar más”, disparó Facundo, y se sinceró: “Yo no había escuchado tango antes de empezar a bailar. Creo que a todos el tango nos llega en un momento de la vida, y cuando eso pasa ya no te podés bajar”.

“Es una emoción muy grande. El tango es una música que llevamos muy adentro y nos lleva a nuestra historia familiar”, se sumó Paola, que después recordó: “Mi abuelo escuchaba mucho tango. En donde yo vivía había talleres gratuitos y así empecé. Después fui aprendiendo con profesores y mejorando. Ahora, el sueño es recorrer el planeta con el tango, que es lo que nos gusta, y hacer que la gente de todo el mundo pueda disfrutarlo como nosotros ”.

Todo el esfuerzo previo, los bailes a la gorra en la Plaza Dorrego de San Telmo, los nervios, la tensión y las seis horas de ensayo cada día, se vieron recompensados con el triunfo de ayer, que incluye un premio de $ 40.000 y un viaje a Francia antes de fin de año, además de una gira por Japón durante 2013.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada