sábado, 25 de agosto de 2012

Aoniken Quiroga y Alejandra Mantiñán

Un amigo mío los vió bailar y me dice asombrado: "¡Parecen dibujitos animados!".

Aoniken es un poco el Mickey Rooney criollo y tanguero. Por la pinta traviesa, por su manera divertida de bailar, por el físico y porque todavía está en esa etapa de jugar con la música, con el compás y con la compañera.

Alejandra le sigue el tren y también se divierte. Ella tiene una vasta experiencia en festivales, bailando con otras parejas. Pero sabe que con Aoniken la pasa fenómeno, aunque tiene que estar muy atenta, porque el muchacho, aparte de hacer sanata con los pies es muy rápido y engaña con las apariencias.


Ella comenzó a los 8 años en la Escuela Nacional de Danza y a los 18 ya era profesora. Ha integrado Ballets, es coreógrafa, hizo durante 4 años la carrera de Traumatología y kinesiología y ha viajado durante años por todo el mundo, con Gustavo Russo, Guillermo Salvat o Gabriel Missé.  

Con Russo fueron pareja estrella en París en el prodigioso teatro Champs Elisées, además Alejandra y Gustavo fueron integrantes destacados en el espectáculo "Tango Pasión" junto al Sexteto Mayor, como también pertenecieron al elenco del maestro Mariano Mores, Osvaldo Pugliese, Horacio Salgan, José Basso.

Aoniken baila tango desde los 10 años y cuando tenía 14, Teté Rusconi lo llevó con él para que le ayudase en las clases, incluso en los viajes. Pese a ser un pibe, ya aquilata mucha experiencia y su dominio de la técnica le permite hacer toda clase de piruetas que le han granjeado la simpatía de los tangueros de medio mundo.

Y aunque lo doble en peso a Leonel Messi, es tan rápido con los pies como el número 10 del Barcelona.

Vamos a disfrutar viéndolos bailar esta milonga con el Sexteto Milonguero.


 




2 comentarios:

  1. Francisco de Mataderos21 de noviembre de 2014, 10:38

    Excelente.Digno embajador de la Argentina y su música.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante en la habilidad de sus movimientos y muy atrapante en su baile

    ResponderEliminar