lunes, 21 de mayo de 2012

Ángel Vargas en postales


Ya saben que tengo una especial debilidad por el gran cantor de Parque Patricios.  Es un pedazo grande de la historia de Buenos Aires, que supo recrear en los temas que interpretó a lo largo de su carrera.

Como curiosidad les acerco esta escena del filme documento que dirigió Enrique Cadícamoen 1942: Tangos de ayer y de hoy, donde con la orquesta de Ángel D'Agostino interpreta los temas: El cuarteador y Tres esquinas, ambos del propio Cadícamo. El segundo con música de Ángel D'Agostino y Alfredo Attadía.

En ese corto, lo vemos a Angelito entregando una flor a una dama, ataviado como un mozo cuartedor, con boina, poncho y clavel en la oreja. Un imagen muy simpática. Al fondo, a la derecha,  se aprecia la figura de Ángel D'Agostino sentado al piano.

En dicho documental también podemos verlo cantando su máximo éxito: Tres esquinas, esa acuarelita de Cadícamo que nos muestra aquel barrio de Barracas, lleno de fábricas, corralones con caballos, casonas donde convivían muchos vecinos, los patios llenos de flores y parrales y las chicas que alegraban las calles adoquinadas.

Lo vemos a Vargas cantándolo en el filme y podemos apreciar al fueye Alfredo Attadía que creó las variaciones de bandoneón que endulzan aún más el tango, al final de la segunda parte. Está sentado junto a D'Agostino y le da rienda suelta a su imaginación y su digitación. Mario Perini es el violinista que también tiene su particella. La música de D'Agostino es hermosa y se luce en el solo de piano posterior. Un tango que escucharemos siempre con una endiablada nostalgia.

El propio Cadícamo sentado junto a Ángel D'Agostino, varios años más tarde, muestra el registro y nos recuerda aquella etapa con emoción. Ese fraseo de Vargas, su manera inconfundible de decir los versos, el estilo tan milonguero de la orquesta...










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada