miércoles, 21 de marzo de 2012

Uno


A mi juicio uno de los tangos más completos en cuanto a la arquitectura abrochada en torno a música y letra, es el que compusieron entre Mariano Mores y Enrique Santos Discépolo. Dos monstruos. Mores le había llevado a su casa la música de Cafetín de Buenos Aires para ver si le gustaba. Y le gustó tanto que en 8 días le hizo la hermosa poesía que incrustó en la música. Pero antes, la experiencia había sido muy distinta. Marianito le hizo escuchar una nueva melodía que acababa de componer y que denominó: Tango argentino. Discepolín se lo llevó -era en abril de 1940- y dos semanas más tarde le contestó que le gustaba mucho: "Vas a ver qué lindo que va a quedar".

El tiempo pasaba y Mores no se atrevía a preguntarle por aquella música, mientras componía tangos fundamentales con José María Contursi. Tres años más tarde de aquella entrega-1943-, el poeta le trajo la obra consumada. A Mores le pareció larguísima la letra: "Esto no lo va a poder cantar nadie" - no se acostumbraba en dicha época a interpretar letras largas y complejas y muchas veces se cantaba el refrán solamente- y dudaba del resultado. Se lo llevó a su amigo y protector Francisco Canaro para conocer su parecer y Pirincho con su olfato de viejo zorro, sentenció: "Esto va a ser un éxito". Discépolo jamás le explicó el retraso ni Mores se lo preguntó. Marianito sabía que todo lo que tocaba Troilo era suceso seguro y se lo entregó. Pichuco lo grabó con la voz de Alberto Marino el 30 de junio de 1943 y fue una conmoción. El tango, lentamente, como una mancha de aceite se iría expandiendo y terminaría tocándose y cantándose en el mundo entero.

Yo los invito a escucharlo en la voz de Libertad Lamarque. Lo canta en la película El fin de la noche, cuyo argumento transcurre en Francia durante la II guerra mundial. Se basa en un texto de Hugo Mc Dougall y la dirigió Alberto de Zavalía. El filme se estrenó, con un año de retraso,  el 11 de Enero de 1944 en el cine Ambassador, porque el guión de la película apoyaba a los aliados y el gobierno militar argentino se manifestaba "neutral", aunque no escondía ciertas simpatías con el nazismo. Pero Libertad lo dejó grabado en la RCA Víctor el 28 de mayo de 1943.




                                                           Libertad Lamarque. Uno




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada