lunes, 26 de marzo de 2012

Que nunca me falte


Sabido es que hay muchos tangos, que aún teniendo el soporte de la misma música, y el título, contienen distintas letras.

Si partimos de los ejemplos de La cumparsita y El choclo, por poner dos casos emblemáticos, también los hay que se llaman de distinta forma, como De flor en flor y Desvelo, con letra de Domingo Gallicchio el primero, de Enrique Cadícamo el segundo, y música idéntica de Eduardo Bonessi.  Gardel grabó De flor en flor en 1924. Aníbal Troilo con la voz de Floreal Ruiz, registró Desvelo el 28-2-1948.

Para no abundar demasiado en el tema, que da para mucho, hoy traigo a la palestra el tango: Que nunca me falte (1937). La música es de Héctor Morales (Héctor Urbano Díaz) y la letra le pertenece a Héctor Marcó (Héctor Domingo Marcolongo).

La letra es distinta en gran parte, Por eso las cotejamos ambas en las versiones de Osvaldo Pugliese con la voz de Alberto Morán, grabada el 6 de diciembre de 1951; Alberto Podestá con la orquesta de Pedro Laurenz del 22 de setiembre de 1943 y la de Enrique Campos con la orquesta de Ricardo Tanturi del 17 de noviembre de 1943.

Las versiones de Podestá y Campos coinciden y pareciera indicar que esta es la letra original. Pero en 1937, Oscar Alonso interpreta la letra que luego cantaría Morán, en un corto producido por Sucesos Argentinos.

Lo notable es que son cuatro hermosas versiones, de las cuales acá, le invito a disfrutar de tres de ellas.

Incluso son muy bailables las tres, como bien sabemos los milongueros..





1 comentario:

  1. Leer su blog es todo un placer para quien sabe amar el tango.Es muy difícil descubrir todos los
    recodos del tango,como es en éste caso concreto,lo
    he bailado mil veces(para mi la mejor versión la de Laurenz)pero nunca tuve la ocasión de escuchar
    las tres versiones juntas para apreciar las letras.
    Gracias troesma.
    Jorge.

    ResponderEliminar