domingo, 18 de marzo de 2012

OLIVERO



Hoy atacamos con un hermoso tema del “gallego” José Martínez -”menos mal que no sabía música-, dedicado a un héroe de la aviación argentina e italiana.


El 13 de agosto a las 16:01 hs se cumplen 85 años desde el momento en que el “Buenos Aires” y su tripulación: Olivero, Duggan  y Campanelli alcanzaron la gloria y quedaron inmortalizados en la historia, al ser el suyo el primer avión  que unió Nueva York con Buenos Aires, abriendo para la naciente actividad aerocomercial esa ruta de comunicación y progreso.
Eduardo Olivero en su libro “Impresiones” escrito en 1927, narra: ¨… que el Buenos Aires había recorrido 14.570 kilómetros en 109 horas y 54 minutos de vuelo efectivo a una velocidad promedio de 132 km/h, cumpliendo 40 escalas en 50 días...¨
El vuelo había sido preparado en absoluto secreto y el avión elegido era un hidroavión SAVOIA S-59, que la fábrica debió construirlo con gran celeridad, ya que el comienzo del viaje se había fijado para el 24 de mayo de 1926 desde el aeródromo naval de Miller Field en la costa de New Jersey frente a la isla de Manhattan.
El raid fue extraordinario para la época ya que fue una iniciativa privada, financiada por la familia Duggan de Buenos Aires y cuyo hijo se desempeñaría como copiloto de Olivero. Debió afrontar todas las vicisitudes de quien abre una ruta nueva por primera vez; no se conocían aeródromos ni puntos de apoyo. En función de las capacidades y limitaciones del avión, se debió planificar donde se colocarían los abastecimientos y dónde los repuestos de manera preventiva, se debieron tramitar los permisos de sobrevuelo y las recaladas previstas e informar de todo ello a nuestra Cancillería.
Luego de atravesar muchísimas viscisitudes, ese 13 de agosto de 1926, cargados de gloria cumplieron con el objetivo que se habían propuesto dos años antes, ser los primeros aviadores en unir NUEVA YORK con BUENOS AIRES.

Olivero batió el récord de altura en Buenos Aires con La Ratona, el mismo  avioncito en el cual le enseñó a volar a Osvaldo Fresedo, que en su honor compuso este tango. Y Fresedo en compensación le daba clases de fueye.



Les invito a escuchar la magistral interpretación de Don Osvaldo Pugliese y su “sinfónica"

Olivero.Osvaldo Pugliese.mp3 


    El famoso hidroavión en sellos                 A bordo del Savoia. Olivero es el del centro.

      

        Olviero es el primero a la izquierda

1 comentario: