sábado, 17 de marzo de 2012

La perlita: TRAS CARTÓN


Hace unos días hablábamos sobre cosas autorales y otras yerbas, y es bastante sabido, que en los escarceos iniciales del tango se regalaban las obras o se vendían, o no se las patentaba.

En nuestro folklore pasaba otro tanto.

Pero es lindo citar algunos casos donde la generosidad de aquellos fenómenos de antaño quedaba patentada para siempre.

Hoy traigo a la palestra un tango que es la demostración cabal del gesto de camaradería entre los integrantes de la fauna tanguera.

Santiago Adamini, además de poeta, cantor y guitarrero, era milonguero.
Durante muchos años fue compañeros de andanzas milongueras del Cachafaz - Benito Bianquet (Ovidio José Bianquet)-. En una oportunidad, estando con él en una milonga, éste lo anotició que le “venían mal los borrados” y estaba "fallo al oro".

Adamini, que creó tangos exitosos (Trasnochando, A las 7 en el Café, Señores yo soy del centro, El cocherito, Para mí lo mismo da, etc.) le prometió tirarle un cable. Justo acababa de componer con Anselmo Aieta un tango: Tras cartón. Hablaron con Anselmo y decidieron agregarlo como compositor de la música de dicho tango, para que se llevara unos pesos. Como Adamini era amigo de Gardel, fueron a verlo con el Cacha y Aieta,  le llevaron el tema y le explicaron la historia. El morocho se lo grabó sin dudarlo. Luego Canaro supo de tal maniobra y también lo registró. Gardel lo hizo en 1929 con las guitarras de Aguilar y Barbieri y Canaro el 2 de Abril de 1930. Pirincho, incluso lo grabó en versión instrumental para mayor beneficio del Cacha.

Tanto Adamini como Canaro llegarían a la Presidencia de SADAIC y hay infinidad de anécdotas sobre gauchadas de ambos para con sus colegas.

Por estas cosas lindas, hoy viajo con el Morocho y con Pirincho hacia aquellos tiempos, escuchando ambas versiones.

En una época de egoísmos y frustraciones existenciales, reconfortan viejas actitudes y este tanguito desde su raíz.

                                                            El Cacha y Carmencita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada