sábado, 24 de marzo de 2012

La guitarrita

Cuando el tango encontró por fin a su poeta en 1917, coincidió con el gran cantor que haría trascender esa poesía. Incluso a escala mundial.

El hombre que pintó esas acuarelitas mínimas era un vate que con su gola y su guitarra recreaba tangos conocidos, y sin pedir permiso a los autores les encajaba letras propias  y para más datos, en lunfardo.

En esa época solía presentarse Pascual Contursi en el cabaret montevideano Moulin Rouge, que regenteaba Papá Matos, el padre de Gerardo Matos Rodríguez. Y allí entonaba estos tangos que se agigantarían luego  en la voz de Carlos Gardel.

Dicen que al principio, el Morocho dudó en cantar tangos y que Contursi y Razzano lo convencieron. Dicen…

El asunto es que el morocho graba Mi noche triste en 1917 (originalmente era el tango Lita de Samuel Castriota) y que varios temas de Pascual Contursi será registrados  por Gardel a continuación:

En 1918 graba Flor de fango  (sobre la música de El desalojo, de Augusto Gentile).
En 1919 registra De vuelta al bulín (sobre la música de Don Samuel, de José Martínez)
En 1920 graba Ivette  ( tango del mismo nombre que firmara Costa Rocca, pero que compuso José Martínez)
                      Pobre paica  (sobre la música de El motivo, de Juan Carlos Cobián)
                      Que querés con esa cara (sobre la música de La guitarrita de Eduardo Arolas)

Y para ilustrar esta perlita sabatina, los invito a escuchar Que querés con esa cara, grabada por Gardel, con la guitarra de José Ricardo y a continuación el tango original, La guitarrita (que su autor Eduardo Arolas dedicara al gran guitarrista oriental Mario Pardo).

Van dos versiones, la grabada por Miguel Caló el 29 de diciembre de 1949  y la de Juan D’Arienzo del 14 de enero de 1936 con Rodolfo Biagi al piano.




            



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada