jueves, 29 de marzo de 2012

La cumparsita

Esta es una de las muchas perlitas que adornan el catastro tanguero. Se trata de una de las tantísimas grabaciones del inmortal tango de Gerardo Matos Rodríguez. En este caso, con la letra que le adosaron Pascual Contursi y Enrique P. Maroni.

El canto corre a cuenta de Agustín Magaldi, un casildense que llegó a disputarle la popularidad a Carlos Gardel, de quien fue gran amigo. Y de quien aclaró, a raíz de la preferencia popular entre Gardel, Magaldi y Corsini: "El viejo es el mejor de todos y el papá de los demás cantores de tango".

La grabación que realizara en el año 1929 con la orquesta Donato-Zerrillo para el sello Brunswick es realmente original y difícil de desentrañar por su extraña realización.

Agustín Magaldi a la izquierda, junto a  Edgardo Donato.

Arranca la orquesta con los compases iniciales, incluso hay una bellísima variación de bandoneón a cargo de Héctor María Artola (en ese relleno que en el ambiente se denomina verduritas por el compás que le falta de inicio al tema ) y de repente se detiene la orquesta, y arrancan las guitarras de Magaldi, cuando está el tema llegando a los dos minutos de grabación. El cantor con su melodiosa voz hace la primera parte del tango, acompañado por sus guitarras y en el minuto 2.30, hace mutis por el foro con sus violas.

Y ahí vuelve la orquesta con un final -como al principio- con el dueto de los violines directores: Edgardo Donato y Roberto Zerrillo.

Una rareza discográfica que adorna este blog y que acá podemos escuchar.


La cumparsita-Agustín Magaldi








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada