domingo, 18 de marzo de 2012

Ismael Spitalnik

Hoy me embarco en esta sección con un bandoneonista de primer nivel y de perfil bajo, como coinciden los que le conocieron bien.

Ismael Spitalnik (1919/1999) era hijo de un humilde matrimomio lituano, aprendió de pequeño a tañer el fueye y contaba que el primero que tocó en público se lo prestó Alejandro Junnissi, el autor del tangazo: El recodo.
Debutó con ese músico a los 11 años de edad. Durante 8 años integró el elenco juvenil que dirigía Junnissi, y actuaban en cafés del centro, como el Nacional o el Germinal.

Creció en el barrio de La Paternal y siempre se reflejó en el espejo de sus padres, laburantes y progresistas. Su madre vino sola, trabajó muy duro durante un año y con sus ahorros hizo viajar a su novio para unirse en Buenos Aires. Tuvieron 8 hijos y reciéan se casaron oficialmente al cumplir sus Bodas de oro.

Su primer bandoneón lo compró en 1938 y fue el que usó durante toda su vida como profesional y lo hizo para tocar en la orquesta de Alberto Gambino, cuyos arreglos realizaba Argentino Galván. Estuvo en la formación Howard-Landi y en 1940 entró como segundo bandoneón en la orquesta de Angel D’Agostino. Pasó por el conjunto de Juan Carlos Cobián que reaparecía y en 1944 se alista en la respetadísima orquesta de Horacio Salgán, como primer fueye. Una hermana suya le recomendó a Edmundo Rivero como cantor, y él le pasó el dato a Salgán.  Cuando lo fueron a probar se quedaron fríos él y Salgán, no les gustó la pinta. Cuando lo escucharon se volvieron colos. “Un fenómeno”, diría.

Spitalnick debuta como Director sucediendo a Piazzolla en la orquesta que acompañaba a Fiorentino. “Cuando vi los arreglos de Ástor me quise morir. Era el año 1946. No sólo me resultaban difícil de entender, sino incluso de leer”. Pero agradeció enormemente los aportes de Piazzolla al tango.

Acompañaría con su orquesta a numerosos cantores: Hugo Gutiérrez, Raúl Iriarte, Aldo Calderón, Hugo del Carril… Pero además  no paraba de componer y arreglar para Troilo, Pugliese, Basso, Francini-Pontier, entre otros.

Se retiró por razones de trabajo (era químico diplomado) y le dejó su bandoneón a Troilo con el fin de que cada tanto lo usara, “para que no se estropeara”.

En 1955, por fin, lo llama Pugliese para integrarse en su orquesta, donde estuvo hasta 1961.  Fue el único músico del conjunto de Pugliese que adhería a sus ideas políticas. Por ellas estuvo encarcelado en 1953/54. En la cárcel compuso su hermoso tango Fraternal, que pretendió ser un homenaje a otros antiperonistas represaliados, aunque luego se arrepentiría de haberse hermanado con cualquier opositor a Perón.

Compuso pocas páginas, pero de gran factura: Bien milonga, Anónimo.  Presencia tanguera y Bandoneón melancólico (dedicados a Troilo), El troesma”(dedicado a Pugliese), De buena estampa (dedicado a Gobbi), Gente amiga, Un simple vals, etc.

Les dejo para que se solacen: Fraternal (por Gobbi 26/8/54) San Pedro y San Pablo letra de otro del PC, que vivió exiliado acá en Madrid, Julio Huasi –Julio Ciesler-(Troilo-Goyeneche 11/6/1963).

Fraternal. Alfredo Gobbi.mp3


San Pedro y San Pablo.mp3


 





Su hija es poeta y nos acompaña con un poema suyo.

Pavaditas…

Silvia Spitalnik - Asignatura pendiente

Asignatura pendiente: Ver la luna
Caminar por las noches en silencio
Descubrir un capítulo del río
Abrir jazmines/Desocupar el tiempo
Asignatura pendiente: Fecundarse
Mirarse de reojo y por las dudas
Despedirse de la mala-ventura
Bailar gitanerías/Desmayarse

Asignatura pendiente: Ir a una iglesia
y apropiarnos del tótem de la magia
Recorrer las arenas de una playa
Pintar otoños/Iluminar estrellas
Asignatura pendiente: Una centuria
de soles literarios y un teorema
y un mantel blanco donde tender las penas
y un festival de sutil palabrerío

Asignatura pendiente: Hacer canciones
Cantar un tango/Escuchar al Poeta
Cruzar umbrales de hoteles sigilosos
Y enamorarse poema tras poema
Asignatura pendiente: Las caricias
El tan poco rubor/Las bien-venidas
El coro de ilusión desafinado
Las ganas de curarse las heridas

Asignatura pendiente: Ser felices
Reconciliarse con el entusiasmo
Buscarse entre los pliegues la sonrisa
Construirse el amor a contra-mano
y poder ser insurrectos de la historia
y develar secretos y contarlos
y amarse a voz en cuello y no estar solos
"y no dejar materias para marzo".
Asignatura pendiente: Ser felices
Reconciliarse con el entusiasmo
Buscarse entre los pliegues la sonrisa
Construirse el amor a contra-mano
y poder ser insurrectos de la historia
y develar secretos y contarlos
y amarse a voz en cuello y no estar solos
"y no dejar materias para marzo".





 



 




2 comentarios:

  1. Muchas gracias por esta nota.Soy Silvia Spitalnik.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es un placer rememorar estas cosas, estos valores, y me gusta tu poema. Saludos.

      Eliminar