miércoles, 28 de marzo de 2012

Con los amigos

Nos reencontramos en Buenos Aires con motivo del viaje que hice para presentar allí mi último libro: El ABC del Tango-Biografías de grandes figuras que editó Corregidor. Y son los amigos que el tango me produjo. A la derecha está el gran cantor Roberto Mancini. En el centro la dulce María José Mentana, cantante de enorme valía y larga trayectoria, en toda América y Europa. A Roberto lo conocí cuando tenía 14 años y ganó un concurso de cantores en Parque Patricios. Ya asomaba toda su polenta tanguera que iría confirmando en otro concurso en el Teatro Astral, de donde lo sacaron para llevarlo a una orquesta y de allí saltó a la de Miguel Caló nada menos. Debutaría en Radio El Mundo y al presentarlo Cacho Fontana sintió una emoción enorme.No era para menos. Era la radio de los amantes del tango en la belle époque.

De allí saltaron a una gira en Brasil con 32 músicos y su primera grabación con el Director de "La orquesta de las estrellas", fue nada menos que el hermoso tango de Chupita Stamponi y Homero Expósito: Quedémonos aquí. Pasó por varias orquestas -Sánchez Gorio, Pedevilla, Ángel Domínguez-, antes de recalar en la de Alfredo De Angelis y debutar nada menos que en el Glostora Tango Club. En una larga gira con el colorado de Banfield, decide desmarcarse y radicarse como solista en Colombia donde aún hoy es ídolo total.  A su vuelta al pago fue recibido como se merece por su calidad de torcan, y siguió cantando y grabando.

Mancini está a la derecha


A María José la conocí en Canal 9 TV donde yo era Jefe de Deportes y tenía otros programas. Ella debutó en "Grandes valores del tango" que conducía Silvio Soldán. Era una nenita, tenía 8 años y ya deslumbraba con su arte. Hoy es una gran figura , muy valorada en la gran cantidad de países que ha visitado. En Japón es toda una estrella y en Francia cantó en el idioma local. Con Néstor Marconi brindó 52 conciertos en Japón.


El tango nos une y nos deja miles de anécdotas imborrables

 El reencuentro ocurrió en "Los 36 billares". Allí fuí con Mancini y otro amigo, el pelado Luis Sierra, autor de estas fotos. Fuimos a escuchar a la gran orquesta de Fabián Bertero, un fenómeno del violín y director de un conjunto que realiza un tango de mucha enjundia y bella musicalidad. Una noche tanguera inolvidable y luego la cena, los recuerdos y todo eso que nos va uniendo en el camino.

Los invito a escuchar a estos dos grandes cantantes que embellecen nuestro gotán.
Mancini nos ofrece con Miguel Caló: Porqué seguir, de los hermanos Elías Randal y Oscar Rubens.

María José nos deja con guitarras, de Charlo y Cadícamo: Rondando tu esquina.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada